11.5 C
Venado Tuerto
jueves, mayo 30, 2024

El cáncer del rey: afirman que la salud del Carlos III es más grave de lo que parece y los detalles de su funeral fueron “activamente actualizados”

  • Según el sitio norteamericano The Daily Beast, fundado por la británica Tina Brown, se dice que los preparativos de la denominada Operación “Menai Bridge”, han sido “desempolvados”.

En Gran Bretaña el verdadero estado de salud del rey Carlos III es simplemente un tabú. Después de su inusual confesión que peleaba contra un cáncer, sin especificar cuál era, el monarca trató de disimular la gravedad de su estado hasta ahora. La realidad es que la enfermedad es más seria de lo que parece en sus audiencias y apariciones públicas. El silencio del Palacio solo aumenta las teorías conspirativas y rumores.

Según el sitio norteamericano The Daily Beast, fundado por la británica Tina Brown, se dice que los preparativos del funeral del rey, llamado Operación “Menai Bridge”, han sido “desempolvados” y “actualizados activamente, después de preocupantes revelaciones sobre su salud.

El estado del rey

Estaría recibiendo un tratamiento de quimioterapia y rayos, que lo debilitan. Sus amigos reconocen que “está peor” de lo que el palacio está dispuesto a admitir. Nadie sabe qué clase de cáncer tiene, que estadio y que tratamiento está recibiendo. Pero el rey viaja a Londres semanalmente desde los palacios de Windsor, Sandringham o Escocia, donde descansa mientras hace el tratamiento.

La Corona se encuentra en emergencia sanitaria con el rey enfermo, la princesa de Gales y futura reina luchando contra otro cáncer abdominal, Sara, la duquesa de York, con melanoma y cáncer de mama. La consecuencia es una Familia Real reducida para sus actividades.

Charles III y Camilla, la reina, son los que tratan de ocupar un lugar muy difícil porque la inmunidad que produce la quimioterapia pone al soberano en riesgo si está en demasiado contacto con el público. Pero él trata de aparecer en su Bentley y saludar al público para ser visto. Es el mantra de los Windsor: “Ser visto para ser creído”.

Carlos III saluda a la gente en el castillo de Windsor. Foto: APCarlos III saluda a la gente en el castillo de Windsor. Foto: AP

La Casa de Windsor jamás comenta sus enfermedades ni tampoco la prensa por la ley de privacidad en el reino. La reina Isabel murió de un cáncer de médula ósea pero su certificado asegura que murió por su edad. Kate, la princesa de Gales, admitió que tiene cáncer, explicó que está con quimioterapia en un video. Pero no especificó más allá de que sufrió una operación abdominal. Se especula que es un cáncer de colón o de ovarios. Nunca más se supo de su salud.

“Menai Bridge”, el funeral de Carlos III

Cada rey prepara su propio funeral en el reino. No es una tragedia. Es parte de su trabajo y está bajo constante revisión. Los funerales son parte esencial del misterio y trascendencia de la Casa de Windsor.

Hubo lecciones del funeral de la reina Isabel, que van a ser incorporadas al del futuro rey para que no se repitan errores. Los militares están muy involucrados: al menos siete regimientos participan. Charles está muy vinculado con los Paracaidistas y ese regimiento estará en sus exequias.

Pero no solo es el funeral a organizar sino la seguridad que lo rodea. A estos eventos llegan todos los jefes de estado importantes, reyes, Familias Reales y existe el riesgo de un ataque terrorista.

Como en el caso de la reina Isabel, el coordinador será el conde Edward Fitzalan Howard, duque de Norfolk. Es un honor hereditario.

El funeral de la reina Isabel. Foto: CARL DE SOUZA/ AFPEl funeral de la reina Isabel. Foto: CARL DE SOUZA/ AFP

Hasta el príncipe Harry y William debieron elegir como querían su funeral, con que lecturas, quien las leerían y que clase de flores. El London Bridge, como se conoció al funeral de la reina, fue elaborado durante años, con su supervisión, hasta que se aplicó después de ser ensayado durante madrugadas tantas veces, a la hora de su muerte. Fue uno de los grandes funerales de la historia británica junto al del primer ministro Winston Churchill, que fue simplemente monumental .

La operación “Menai Bridge” lleva el nombre del primer puente colgante que conecta la isla de Anglesey con Gales.

Su salud, según el Daily Beast

Aunque el rey solo lleve muy poco tiempo en su trono, su estado de salud ha forzado a actualizarlo, según The Daily Beast.

Según el sitio norteamericano, la salud del soberano, diagnosticado con cáncer en febrero de 2024, se ha deteriorado recientemente.

El rey y la reina Camila tras asistir a misa a fines de marzo. Foto: APEl rey y la reina Camila tras asistir a misa a fines de marzo. Foto: AP

“Cuando se habla de su salud con los amigos del rey en las últimas semanas, la respuesta más común es: ‘No es buena‘”, dice el sitio de noticias. “Todo el mundo sigue siendo optimista. Pero él se encuentra en muy mala forma. “Más de lo que dejaron ver”, afirmó también un amigo del monarca, aunque afirmó que Carlos III está “decidido a luchar”.

Los preparativos para el funeral de Carlos habrían comenzado con su ascenso al trono, tras la muerte de su madre. No obstante, “los planes han sido desempolvados y se están actualizando activamente”, informó Page Six. ¿Pero qué contienen?

Los planes

Al igual que la operación London Bridge, “Menai Bridge” podría durar unos diez días. Automáticamente, el príncipe William se convertirá en rey y Kate Middleton, en reina consorte. Un estatus que provoca en la pareja una “ansiedad intensa”. No eran esos sus planes sino llegar al trono cuando sus hijos ya fueran jóvenes.

Luego se informará en secreto del fallecimiento a varias personas, incluido el Primer Ministro, antes de enviar una “notificación oficial” para informar al público en general. Luego, las banderas de Whitehall, la arteria que conecta el sur de Trafalgar Square con la Plaza del Parlamento y en la que se encuentran numerosos ministerios, se izarán a media asta.

A continuación, el Primer Ministro será el primer representante del gobierno en hacer una declaración y se anunciará un minuto de silencio. A continuación se reunirá con el nuevo rey, William, quien se dirigirá al país, como hizo el príncipe Charles tras la muerte de Isabel. Antes del funeral del rey, su ataúd descansará en la sala del trono del Palacio de Buckingham. Luego será enterrado en la bóveda real de la capilla del rey Jorge VI en el Castillo de Windsor, junto a sus padres.

“La vida es demasiado corta”, ha dicho el rey Charles.

A Carlos III le gustaría invitar al príncipe Harry y Meghan Markle a Balmoral este verano y poder jugar con sus nietos Archie y Lilibet, a quienes prácticamente no conoce. Balmoral es el palacio de la familia en Escocia y donde todos los royals se reúnen en agosto. Podría ser el inicio de una esperada reconciliación del padre con su hijo.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas