17.1 C
Venado Tuerto
miércoles, mayo 29, 2024

“Sentí que hoy se terminaba la impunidad”: empezó el juicio por la muerte del hermano del director Mariano Cohn

  • Alejandro Cohn tenía 35 años cuando murió después de haberse atendido en el hospital de San Isidro.

“Mi sensación es que se terminó la impunidad en San Isidro”, dijo Mariano Cohn (48) en la puerta de los Tribunales de San Isidro, acompañado por el actor Luis Brandoni (83) y el cineasta Gastón Duprat (54). Fue después de la primera audiencia en el juicio que investiga las circunstancias alrededor de la muerte de Alejandro Cohn, el hermano del director de cine, que murió a los 35 años luego de entrar por una baja de azúcar al hospital municipal Melchor Posse.

“Hay nueve médicos imputados por homicidio y por desaparición de documentación pública. El juez acaba de autorizar más pericias: al sistema de la historia clínica digital, a través de Gendarmería, y una inspección ocular en el hospital, que nunca se ha expresado ni ha hecho ningún comunicado sobre lo que le pasó a mi hermano. Cosa que me parece muy importante y que no hubiera podido suceder antes durante la otra gestión, de Gustavo Posse, que estaba hace 44 años en el poder”, expresó Cohn, que realizó un documental contando la historia de su hermano.

El juicio está en manos de Facundo Ocampo, titular del Juzgado en lo Correccional N°4 de San Isidro. La parte acusadora, a cargo de Diego Molina Pico y el abogado Juan Carlos García Dietze, representando a los padres de Alejandro y Mariano Cohn.

La primera audiencia comenzó puntual, alrededor de las 9 de la mañana con ocho de los nueve acusados presentes: una de las médicas se conectó por videollamada alegando un problema médico. Luego de leer la acusación, cada uno de los defensores argumentó los lineamientos de las defensas y la mayoría sostuvo la inocencia de los abogados.

El juicio, según está previsto, durará hasta el 30 de mayo y están citados alrededor de 47 testigos, distribuidos en 12 audiencias, aunque el fiscal Molina Pico ya solicitó que se amplíen las audiencias para poder escuchar todas las declaraciones.

Además, por pedido de la parte acusadora, solicitaron una inspección ocular dentro del hospital de San Isidro para “entender el funcionamiento” del centro de salud y la disposición de los espacios donde ocurrieron los hechos. También sumó el pedido de una pericia a Gendarmería Nacional para analizar los servidores del hospital en busca de movimientos vinculados a las historias clínicas y determinar si se editó, modificó o borró información.

En la próxima audiencia se realizará el jueves 18 de abril y declararán Mario Cohn, y Cecilia Sanguineti, los padres de Alejandro Cohn, además de Mariano. Foto Guillermo AdamiEn la próxima audiencia se realizará el jueves 18 de abril y declararán Mario Cohn, y Cecilia Sanguineti, los padres de Alejandro Cohn, además de Mariano. Foto Guillermo Adami

Si bien no está claro que ambas pericias puedan concretarse y dependerá de algunos pedidos de informe, la intención es sumar material que no ha podido recabarse durante los nueve años que lleva la etapa de instrucción.

Los padres de la víctima se sentaron junto a su abogado para presenciar la audiencia. Mariano Cohn ocupó el centro de la sala, secundado por Duprat y Brandoni. Además, dispusieron cuatro cámaras dentro de la sala para filmar el proceso aunque no aclararon el motivo.

“Con la inspección se va a buscar apoyar todas las pruebas que tenemos para reconstruir cómo una persona que entra sano, consciente y lúcido a un hospital, sólo con un problema de baja de azúcar, en menos de cuatro horas termina muerto con cuatro quebraduras: de médula, de clavícula, de columna vertebral y un golpe en la cabeza con quebradura de cráneo, y líquido en el cerebro, lo que es igual a muerte cerebral. Eso en el lapso de cuatro horas, cuando mi hermano asistió a un hospital para que se lo cure y terminó muerto“, describió Cohn.

Mariano Cohn (izquierda), llega al juicio acompañado por el director Gastón Duprat y por el actor Luis Brandoni. Foto Guillermo Rodríguez AdamiMariano Cohn (izquierda), llega al juicio acompañado por el director Gastón Duprat y por el actor Luis Brandoni. Foto Guillermo Rodríguez Adami

Los nueve médicos imputados cumplían su turno entre el 27 y 28 de julio y no han declarado. Se trata de Darío Campos, Martín Montagna, María Quiroga, Maximiliano Ragazzoli, Ana Sánchez, María Seijo, Carla Setti, Marcelo Toro Solano y Marina Vanesa Vogelin.

Durante los alegatos de inicio, los defensores no mostraron una estrategia conjunta y apostaron a eludir las responsabilidades que no se han podido probar dentro de la instrucción, que estuvo a cargo de la fiscal Carolina Asprella.

“Los médicos no han declarado, sería muy importante que lo hicieran para evitar una pérdida de tiempo, para facilitar el trabajo de la justicia y para que yo pueda conocer qué es lo que hicieron con mi hermano. Por qué y quiénes son los culpables de la muerte de mi hermano. Sería muy importante que hablen, no creo que los nueve médicos sean culpables, pero tendrían que hablar para facilitar la tarea y por una cuestión humana”, cuestionó el director de “El hombre de al lado”, “El ciudadano ilustre” y “El encargado”, entre otros filmes y series.

En este sentido, apuntó a la “humanidad de los defensores y de los médicos que no tuvieron que ver con esto para que se aclare y no se vuelva a repetir“, insistió.

El personal de salud involucrado en la acusación no dejó de cumplir funciones, al menos no por esta denuncia ni por la investigación que ahora llegó a juicio. A excepción de una médica que se jubiló hace tres años, el resto de los médicos intervinientes y aquí imputados continúan trabajando en el Hospital de San Isidro y otros, que fueron trasladados tras la denuncia, en el Hospital Municipal de Boulogne, pudo saber Clarín.

Respecto de la responsabilidad política sobre la muerte y sobre las maniobras para entorpecer la investigación, Mariano Cohn insistió en la necesidad de citar a declarar a los “responsables políticos”, por el intendente Gustavo Posse, la directora del hospital Melchor Posse al momento del hecho, Susana Guidi Rojo, y el secretario de Salud, Juan Viaggio. “Ninguno ha hecho ningún comunicado ni tomado ninguna medida por lo que pasó con mi hermano dentro del hospital”, advirtió Cohn.

La próxima audiencia se realizará el jueves 18 de abril y declararán Mario Cohn, y Cecilia Sanguineti, los padres de Alejandro Cohn, además de Mariano Cohn, Gastón Duprat y Beatriz Arroyo de Cohn. Luego será el turno de Matías Nicolás, Martín de Santibañes, Sergio Eduardo Gianassi, Mariana Masotti y Juan Miguel Rodríguez.

¿Qué pasó con el hermano de Mariano Cohn?

Según la acusación, el sábado 27 de julio de 2015 pasadas las 19, Alejandro Cohn viajaba en su moto a un jugar un partido de fútbol con sus amigos. Era diabético y mientras manejaba sintió una caída del azúcar en sangre y se descompensó.

Estacionó en la vereda de la calle Dardo Rocha, entre Lima y Talcahuano, en Martínez. Pidió ayuda a una madre y una hija que se acercaron a asistirlo. Dialogaron un rato y Alejandro les explicó lo que le pasaba.

Cohn reclama desde hace nueve años saber qué pasó con su hermano. Foto Guillermo Rodríguez AdamiCohn reclama desde hace nueve años saber qué pasó con su hermano. Foto Guillermo Rodríguez Adami

Fue al hospital municipal de San Isidro, al que entró lúcido y por sus propios medios. Respondió las 15 preguntas de protocolo y mantuvo un diálogo informal con su padre.

Alrededor de las 21, el joven seguía en una camilla descompensado y sin recibir atención médica. Siempre según la acusación, su padre notó que al respirar hacía un ronquido y pidió ayuda a los médicos de guardia que lo trasladaron al shock room. Luego de algunas horas, fue trasladado a terapia intensiva con signos de golpes, una traqueotomía y en coma inducido.

 Comienza el juicio por la muerte de Alejandro Cohn con 9 médicos imputados por homicidio culposo. Foto Guillermo AdamiComienza el juicio por la muerte de Alejandro Cohn con 9 médicos imputados por homicidio culposo. Foto Guillermo Adami

Ante la insistencia de su familia, Alejandro fue trasladado al Hospital Italiano con una traqueotomía mal hecha, inexplicables fracturas y un diagnóstico de muerte cerebral. Allí decidieron desconectarlo y finalmente falleció.

Según quedó constancia en la investigación, en ese punto registraron la ausencia de cámaras de seguridad, el libro de informes del shock room se perdió y las hojas de enfermería con el registro de ese sábado fueron arrancadas del libro de actas.

La autopsia determinó que el cuerpo tenía una luxofractura de vértebra cervical con rotura de médula ósea, luxofractura de vértebra torácica, fractura de clavícula derecha y fractura de arcos laterales.

La causa de la muerte que establecieron los peritos fue“encefalopatía hipóxica isquémica”.

Casi en al mismo tiempo que el inicio del juicio, se estrenó un documental llamado “Hermanos, una historia de sangre”. Fue realizado por Carlos D’Elía y narra el drama de los Cohn con las voces de Antonio Banderas, Oscar Martínez, Luis Brandoni y Guillermo Francella. Ya está disponible en Flow, desde el martes 23 estará también en la plataforma Max y el 26 de abril a las 22 se transmitirá por TNT.

AS

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas