14.9 C
Venado Tuerto
miércoles, abril 17, 2024

Un joven de 14 años falleció tras beber un energizante con “tusi”: creen que se trató de una broma mortal

  • Sospechan de dos amigos que podrían haberle puesto 2 gramos en la lata. El caso conmociona a España.

En España, un chico de 14 años murió tras ingerir una bebida energizante que contenía 2 gramos de tusi, la droga también conocida como “cocaína rosa”. El caso de Ryan conmueve al país, ya que sospechan que su muerte habría sido causada por otros dos jóvenes que quisieron hacerle una broma.

Según El País, Ryan salió de su casa de Moncloa, Madrid, el viernes por la noche para juntarse con amigos. Llevaba consigo nada más que 30 euros. Nunca volvió a su hogar: se descompuso en una estación de metro y murió minutos después.

La policía llamó a su mamá desde el teléfono de Ryan para que acudiera de inmediato a la boca del metro. Le dijeron que su hijo se había caído y que estaba mareado.

Sin embargo, a los pocos minutos -y antes de que la mujer llegara- Ryan entró en paro cardiorrespiratorio y falleció. Todo sucedió a eso de las 11 de la noche en la estación Espaldares, en Getafe.

En la escena estaban la policía y dos amigos de Ryan. Al poco tiempo llegó el Servicio de Urgencia Médica de Madrid (Summa 112) para intentar salvar al chico, aunque no hubo caso.

Curiosamente, previo a su muerte la familia del chico vio un video en redes en el que otros dos adolescentes se ríen de que le habían echado dos gramos de tusi a la lata de bebida de un tercero. Eso hizo pensar a todos los involucrados que Ryan había muerto intoxicado.

Tusi, también conocido como cocaína rosa. Foto ilustrativa: AFIPTusi, también conocido como cocaína rosa. Foto ilustrativa: AFIP

El joven fue homenajeado en un parque cercano a la estación, donde sus amigos levantaron un altar con velas blancas y rojas..

La policía investiga por qué murió Ryan

Y la familia del chico tenía razón: Ryan murió intoxicado. El fin de semana, los resultados toxicológicos de la autopsia dieron positivo. Al enterarse, su familia ató cabos y confirmó sus sospechas respecto del video (que ya no está disponible).

Los adolescentes que acompañaban al niño en la estación de metro explicaron que minutos antes Ryan y ellos habían estado con otros dos conocidos que huyeron corriendo cuando el primero se desmayó.

Fueron ellos quienes le dijeron a la policía que Ryan se había encontrado con esos dos chicos tras haberlo acordado por Instagram y que en su reunión el adolescente había tomado una bebida energizante.

De hecho, en el bolsillo de Ryan solo había 27 euros, lo que da a entender que el niño pudo haber gastado esos tres euros en el energizante.

La Policía Nacional confirmó que está investigando si el niño bebió la bebida energética sabiendo que contenía tusi Por ese motivo, el caso no está siendo investigado como homicidio.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas