12.7 C
Venado Tuerto
miércoles, julio 24, 2024

Tarifa de gas: las empresas piden subas entre 400 y hasta 700%

  • Calculan que el impacto en la factura será mayor al 300%
  • El Gobierno propuso eliminar subsidios y acotarlos a los sectores “vulnerables”.

El Gobierno propuso fuertes subas en las tarifas de gas en los próximos tres meses, que podrían superar el 300%, y un recorte de subsidios. El nuevo esquema fue presentado por el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, en la audiencia convocada por el ente regulador del gas (Enargas) para readecuar en forma transitoria los precios de la energía.

En su exposición, el funcionario planteó este lunes que el “agotamiento” del modelo previo llevó a decretar en diciembre la emergencia del sector energético y explicó que los usuarios hoy “pagan solo el 17,5% del costo del gas o precio de producción (PIST), el 82,5% restante lo paga el Estado” con subsidios.

Para revertir esa situación, Chirillo propuso el traslado gradual del costo del fluido a la tarifa final mediante una quita en las subvenciones del 33% en febrero, en marzo y en abril. De esa manera, los usuarios pasarán de pagar US$ 0,7 actuales el millón de BTU a US$ 4 en abril, es decir, cinco veces más que ahora.

La secretaria de Energía es la que define el precio PIST, también denominado en “boca de pozo”. Dicho costo de producción representa el renglón más importante, con $ 41 de cada $ 100 que pagan los clientes. La audiencia de hoy era para definir los otros componentes de la boleta, como el costo de transporte y distribución.

Video

Las empresas piden subas entre 400 y hasta 700%.

Las distribuidoras y transportistas pidieron subas este lunes de entre 400 y 700% con ajustes mensuales por inflación. Esos costos (el de transportar y distribuir) representan $ 11 y $ 24 en la boleta, a lo que hay que sumar $ 24 pesos de impuestos. Como el gobierno se propone reconocer el atraso en el valor del transporte (VAD), los aumentos finales en las facturas podrían superar el 300%.

Por otra parte, Chirillo dijo que desde abril revisarán y propondrán un nuevo sistema de subsidios en luz y gas, solo para los “sectores vulnerables” y con “volúmenes máximos”. Las tarifas se definirán en base a una Canasta Básica Energética que cubra las necesidades de los usuarios, teniendo en cuenta el ingreso familiar y la zona.

Si bien el secretario de Energía no precisó la cantidad de metros cúbicos o kilovatios por mes con subsidios, el ministro de Economía, Luis Caputo, evalúa reducir a la mitad los topes de consumo subvencionados (desde 400 a 200 kilovatios) en su afán por reducir el gasto público y alcanzar el equilibrio fiscal en 2024.

El Gobierno busca abandonar rápidamente la segmentación de subsidios iniciada por la gestión anterior. Esa medida eliminó los subsidios a los hogares de altos ingresos (N1), los mantuvo en buena medida a los sectores bajos (N2) y los redujo a los sectores medios (N3), pero según Chirillo “quedó trunca por la mitad”.

En ese marco, se espera un fuerte impacto en las facturas. “A los sectores altos y medios, el cambio en el PIST le incidirá entre 150 y 300%, respectivamente, porque a los de bajos ingresos le influye mucho más transporte y distribución, todo dependerá también del criterio para conformar la canasta energética”, señaló Juan José Carbajales, director de Paspartú.

Si los nuevos topes de consumo son muy restrictivos, la mayoría de los usuarios va a abonar un monto mucho mayor por el gas y la electricidad porque va a superar el umbral cubierto por la canasta subsidiada, lo que tendría un impacto adicional en la Patagonia donde el consumo suele ser elevado y existe un subsidio mayor por “zona fría”.

La reducción de los subsidios es una de las exigencias del FMI para reanudar el acuerdo caído y liberar desembolsos. En medio de las negociaciones con una misión del organismo, el asesor de Caputo, Martin Vauthier, advirtió en la audiencia que los subsidios a la energía representan 1,5% del PBI, la mitad del déficit fiscal primario.

Las subas en las tarifas le podrán más presión a una inflación desbocada después de la devaluación de diciembre y la liberación de precios regulados, como combustibles, prepagas y alimentos. Este jueves, el INDEC difundirá el IPC de diciembre, que podría acercarse al 30% mensual y el 200% en 2023.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas