17.7 C
Venado Tuerto
sábado, abril 13, 2024

Revés para Joe Biden: Rusia y China vetan la resolución de Estados Unidos para un alto el fuego inmediato en Gaza

  • Rusia cuestionó el lenguaje del texto y denunció cuestiones politizadas por parte de Washington.

El gobierno de Joe Biden sufrió este viernes un duro fracaso en las Naciones Unidas: una resolución liderada por Estados Unidos que pedía un alto el fuego inmediato y sostenido entre Israel y Hamas en Gaza fue vetada por Rusia y China en el Consejo de Seguridad del organismo.

Once miembros votaron a favor de la resolución, pero tres países, incluidos dos miembros permanentes con poder de veto, Rusia y China, votaron en contra. Argelia también fue en contra de la medida y Guyana se abstuvo.

La votación se produjo cuando Estados Unidos presiona cada vez más a su aliado Israel por la situación en Gaza, mientras el secretario de Estado, Antony Blinken, está en territorio israelí para mantener conversaciones con el premier Benjamin Netanyahu y sobre la ayuda humanitaria y la insistencia de Israel en un asalto terrestre a la superpoblada ciudad de Rafah.

La resolución promovida por Estados Unidos establecía que un alto el fuego es imperativo para la protección de los civiles y la expansión de la ayuda que se distribuye a los más de 2 millones de palestinos que enfrentan la amenaza de hambruna.

El embajador de Argelia y el de China conversan en el Consejo de Seguridad. Foto: Eduardo Munoz Alvarez/Getty Images/AFPEl embajador de Argelia y el de China conversan en el Consejo de Seguridad. Foto: Eduardo Munoz Alvarez/Getty Images/AFP

Para justificar el veto de Rusia, que junto con China son miembros permanentes del Consejo, Vassily Nebenzia, embajador de Rusia ante la ONU, dijo que el tema estaba excesivamente politizado y que la resolución hubiera significado una luz verde para que Israel montara una operación militar en Rafah.

Si bien un borrador anterior apoyaba los esfuerzos internacionales para un alto el fuego como parte de un acuerdo de rehenes, la resolución que se votó este viernes no tenía un vínculo directo con la liberación de los cautivos durante los ataques terroristas de Hamas contra Israel el 7 de octubre. Pero “con ese fin” apoyaría inequívocamente los esfuerzos diplomáticos para “asegurar tal alto el fuego en relación en relación con la liberación de todos los rehenes restantes”, señalaba.

Antes de la votación de los 15 miembros del Consejo de Seguridad, Nate Evans, portavoz de la Misión de Estados Unidos ante la ONU, dijo en un comunicado que Estados Unidos había estado “trabajando en serio con los miembros del Consejo durante las últimas semanas en una resolución que apoyará inequívocamente los esfuerzos diplomáticos en curso destinados a asegurar un alto el fuego inmediato en Gaza como parte de un acuerdo de rehenes”. Pero finalmente fracasó.

Israel afirma que 130 rehenes permanecen en Gaza, entre ellos varios argentinos, aunque se cree que 34 han muerto en cautiverio.

Cambios en la postura de Estados Unidos

El impulso de la resolución marcó un endurecimiento de la postura de Estados Unidos hacia Israel en la guerra, que se acerca a su sexto mes. Washington, que tradicionalmente protege a Israel en la ONU, ha vetado tres proyectos de resolución, dos de los cuales habían exigido un alto el fuego inmediato. El mes pasado justificó ese veto diciendo que podría poner en peligro las conversaciones sobre una tregua.

Este fue el cuarto intento de aprobar algún tipo de resolución de alto el fuego en el consejo. La embajadora de Estados Unidos, Linda Thomas-Greenfield, ya había vetado tres resoluciones anteriores en octubre, diciembre y el mes pasado.

La resolución presentada en febrero por Argelia recibió 13 votos favorables y una abstención del Reino Unido. Rusia y China estuvieron entre los que criticaron a Estados Unidos por votar en contra de la resolución por tercera vez. Pero esta vez la situación cambió: Moscú y Beijing se opusieron.

A medida que el número de muertos ha aumentado en Gaza, donde las autoridades sanitarias dicen que más de 30.000 personas han muerto, y mientras el hambre y las enfermedades empeoran en el territorio, el presidente Biden y otros funcionarios estadounidenses se han vuelto cada vez más críticos con el primer ministro de Israel y su manejo de la guerra.

Problemas para Biden

También el tema comienza a complicar a Biden a nivel interno. El presidente tuvo una alerta electoral en las primarias demócratas, cuando en varios estados hubo movimientos de comunidades árabes y musulmanas que emitieron un voto de protesta por la gestión de Biden de apoyo irrestricto a Israel en el conflicto. Pero también acompañaron esta movida muchos jóvenes y estudiantes universitarios, habituales votantes demócratas.

La guerraen Gaza también el tema comienza a complicar a Biden a nivel interno. Foto: EFELa guerraen Gaza también el tema comienza a complicar a Biden a nivel interno. Foto: EFE

La presión sobre el gobierno israelí comenzó a aumentar. En su discurso sobre el Estado de la Unión de este mes, Biden pidió al primer ministro Netanyahu que permitiera la entrada de más ayuda a Gaza y que hiciera más para proteger a los civiles.

El asesor de Seguridad Nacional de Biden, Jake Sullivan, dijo esta semana que una invasión a gran escala en Rafah sería “un error”, empeoraría la crisis humanitaria, profundizaría la anarquía en Gaza y aislaría más a Israel en el mundo. Blinken también reiteró que un ataque terrestre contra esa ciudad sería “un error, algo que no apoyamos”, y un movimiento “innecesario” para derrotar a Hamas.

Después de un mes sin contacto directo, Biden volvió a hablar esta semana con Netanyahu, y le pidió una estrategia “coherente y sostenible” para encarrilar el conflicto que ha elevado de manera trágica la cantidad de víctimas civiles, y ha desatado una crisis humanitaria en Medio Oriente.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas