19.3 C
Venado Tuerto
sábado, febrero 24, 2024

¿Por qué hay cada vez más distancia entre la universidad y el mundo del trabajo?

Una encuesta reciente reveló que la mayoría de los estudiantes universitarios perciben la falta de preparación para afrontar los desafíos laborales tras concluir su formación académica. En esta nota se explican las causas y cuáles son las estrategias para revertir esa falta

El modelo educativo universitario actual mantiene en muchos casos una formación tradicional, donde el profesor imparte una clase y los alumnos reciben los saberes. Si bien es un modelo en el que se termina aprendiendo, es pertinente preguntarse para qué sirve lo aprendido. O mejor aún, ¿los conocimientos adquiridos sirven para cumplir las funciones que demanda un puesto laboral?

Recientemente se reveló una encuesta realizada por la Fundación Universidad Empresa de España en la que se indica que el 60% de los estudiantes universitarios perciben una falta de preparación para afrontar los desafíos laborales tras concluir su formación académica. Asimismo, el 70% opina que existe un desajuste entre los contenidos de los programas de estudio y las necesidades del ámbito empresarial. Los universitarios destacan la carencia de formación en habilidades que son altamente estimadas por las empresas como el pensamiento crítico, la capacidad de colaboración, la creatividad y la innovación.

¿Qué le pasa al modelo educativo?

De cara al 2024, Inside Higher Ed recopiló varias estadísticas para considerar, entre las que se señala que el 46% de los trabajadores opina que su educación universitaria no les proporcionó las herramientas necesarias para desarrollar su trabajo actual. Esta cifra sugiere una brecha entre las habilidades adquiridas durante la formación académica y las requeridas en el entorno laboral profesional.

46% de los trabajadores opina que su educación universitaria no les proporcionó las herramientas necesarias para desarrollar su trabajo actual. (Freepik)46% de los trabajadores opina que su educación universitaria no les proporcionó las herramientas necesarias para desarrollar su trabajo actual. (Freepik)

Ante este escenario, se podría inferir la necesidad de actualizar los planes de estudio para que correspondan con las demandas y competencias que el mercado laboral exige actualmente. La falta de sintonía entre la teoría impartida en las aulas y la práctica empresarial es un desafío para las instituciones educativas que buscan mejorar la empleabilidad de sus egresados.

En el libro Academia: Todas las mentiras: Lo que salió mal en el modelo universitario y lo que vendrá en su lugar, publicado por el matrimonio israelí Tamar y Oz Almog, ambos con una impresionante trayectoria académica y de investigación en la materia, señalan que la desconexión entre los planes de estudio y las necesidades de la sociedad y el mercado laboral sería uno de los factores a reconsiderar.

Diego Pasjalidis es especialista en Estrategias e Innovación, Ingeniero Industrial y Magister en Dirección de Empresas. Actualmente está a cargo de Ticmas Academy, el programa de educación continua de Ticmas. En diálogo con, Pasjalidis afirmó que “las universidades, a pesar de sus esfuerzos, no siempre consiguen preparar a los profesionales de forma adecuada para los desafíos del mundo laboral actual. Esto se debe a que el mercado laboral cambia a un ritmo más rápido que el sistema educativo, por lo que algunos (dependiendo de la carrera, pueden ser muchos) de los conocimientos y habilidades adquiridos en la universidad pueden quedar obsoletos en poco tiempo”.

¿Qué se puede hacer?

El lifelong learning, o aprendizaje continuo, es una respuesta posible a este desafío. Se trata de un proceso de aprendizaje que se prolonga a lo largo de toda la vida profesional, y que incluye tres componentes clave:

– Reskilling: adquisición de nuevas habilidades para desempeñar un nuevo puesto de trabajo.

– Upskilling: desarrollo de las habilidades existentes para mejorar el desempeño en el puesto actual.

– Unlearning: “desaprendizaje” de conocimientos y habilidades obsoletos o que pueden ser un ancla en un contexto o dinámica particular.

El lifelong learning es un proceso de aprendizaje que se prolonga a lo largo de toda la vida profesional (Universidad Continental)El lifelong learning es un proceso de aprendizaje que se prolonga a lo largo de toda la vida profesional (Universidad Continental)

¿Por qué es importante el lifelong learning?

– Permite mantenerse actualizado en las últimas tendencias del mercado laboral.

– Mejora las competencias profesionales.

– Aumenta la empleabilidad y la capacidad de adaptación a los cambios.

– Contribuye al desarrollo personal y profesional.

Pasjalidis agregó que en un contexto en el que el aprendizaje es continuo, los profesionales no deben esperar a que otros se encarguen de su formación. Por el contrario, deben tomar la formación en sus manos y ser responsables de su propio desarrollo profesional.

También señaló que esta no es una tarea de solo los profesionales, las organizaciones también pueden hacer algo para fomentar esta cultura, como:

– Ofrecer oportunidades de formación continua adaptadas a las necesidades de los profesionales.

– Facilitar el acceso a la formación, tanto en términos de tiempo como de costos.

– Crear una cultura de aprendizaje en la organización, que fomente la curiosidad y el espíritu de superación.

Sin lugar a dudas esta situación plantea una reflexión crítica sobre la efectividad del modelo educativo y que debería llamar la atención de educadores, autoridades y organismos encargados de la elaboración de planes de estudio. Estamos en una sociedad cada vez más conectada, que sufre cambios constantes y por ende los modelos educativos se deberían adaptar a las nuevas dinámicas.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas