35.3 C
Venado Tuerto
miércoles, febrero 21, 2024

No hay toma y daca: Milei emplaza al Congreso a aprobar la ley ómnibus en enero y se resiste a extender las extraordinarias

  • El Presidente quiere apurar el trámite del proyecto que plantea una amplia reforma del Estado.
  • En caso de que no salga la ley, advierten que podría seguir sacando “todo lo que se pueda” por DNU.

Para Javier Milei, la situación “de emergencia” de la economía que heredó del gobierno de Alberto Fernández no da margen para más demoras. Más allá de la vigencia del mega DNU, el Presidente considera clave la aprobación de la ley ómnibus que envió al Congreso y puso un plazo: “Necesitamos que (el proyecto) salga en enero ó que al menos haya una señal de que vamos camino a eso, de lo contrario tendremos que evaluar otros caminos”, dicen en su entorno.

En criollo, implica la posibilidad concreta de que se avance por decreto de necesidad y urgencia con más reformas.

Con esta premisa, en la Casa Rosada sostienen que “por ahora no se evalúa ni está en análisis” la chance de prorrogar el período previsto en la convocatoria a las sesiones extraordinarias que hizo Milei días atrás, cuando instó al Congreso a sesionar hasta el 31 de enero.

“Por algo se hizo hasta esa fecha, estamos ante una situación de emergencia”, indicó un alto funcionario con despacho en Balcarce 50, que admitió que en el Gobierno inquieta no sólo la aprobación del proyecto sino el plazo: “Estamos apurados“.

La definición toma una relevancia adicional al cabo de que incluso los legisladores opositores con perfil más dialoguista insisten en que la ley ómnibus requiere un debate más prolongado por la amplitud y diversidad de temas que aborda. Y que no puede ser tratado únicamente en las comisiones de Presupuesto, Asuntos Constitucionales, Legislación General y Relaciones Exteriores, como fijó el oficialismo.

En La Libertad Avanza se trabaja con la premisa de que en Diputados se vote en el recinto la última semana de enero. El titular de la Cámara bajo, el mileísta Martín Menem, se mostró optimista en conseguir el quórum y tener “la primera parte” aprobada en una sesión que podría darse el 25 de enero, un día después del paro general convocado por la CGT.

Recién por esos días, anticipan en el Gobierno, se definirá la posibilidad de prorrogar el período extraordinario en febrero. “Esperamos una señal positiva del Congreso. El debate en las comisiones va a quedar claro si los diputados quieren acompañar el cambio que votó el 56% de la gente, que no quiere seguir viviendo en una Argentina decadente”, sostienen en el círculo de máxima confianza del Presidente.

La idea de exponer públicamente a los sectores de la oposición que se oponen al proyecto es la única herramienta que deslizan los encargados de las negociaciones. “Se puede ceder en cuestiones no tan urgentes que no afecten al espíritu del proyecto, pero no va a haber un toma y daca. Los que no acompañen se tendrán que hacer cargo ante los argentinos”, explican.

El sábado, en su mensaje de fin de año, Milei anticipó esa lógica: “En pocas semanas, cuando llegue la hora de la verdad, los diputados y senadores de la Nación se van a encontrar ante dos opciones: podrán rechazar la ley y continuar con el modelo que durante 100 años nos ha empobrecido; o podrán aprobar la ley para hacer un cambio profundo y abrazar nuevamente las ideas de la libertad”.

El mandatario pronosticó “una catástrofe económica de magnitud desconocida” si no se actúa “de forma inmediata y contundente, con la mayor cantidad de instrumentos posibles, que exceden ampliamente los recursos que se han utilizado en estas primeras semanas” de su mandato.

Por eso, aunque Milei dijo tener “la convicción de que se aprobará en las próximas semanas”, en el Gobierno reconocen que el plan B es la vía del decreto de necesidad y urgencia. Como contó este diario la semana pasada, el jefe de Estado ya dejó saber a sus colaboradores que está dispuesto a sacar por DNU “todo lo que se pueda”.

“No hay margen para demorar seis meses en sacar las leyes que necesitamos. El plazo es hasta el 31 de enero. Si se aprueba en comisiones y se necesita unos días más para que salga la media sanción y en el Senado, se verá. Y si no, avanzaremos con más DNU”, advirtió un funcionario de extrema confianza de Milei.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas