14.9 C
Venado Tuerto
lunes, abril 22, 2024

No hay acuerdo ni tampoco laudo: los yerbateros se quedan sin precios de referencia para la cosecha gruesa tras más de 20 años

  • El directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate no pudo fijar los valores de la materia prima.

El directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) no pudo fijar los valores de referencia para la hoja verde y la yerba canchada para el periodo de cosecha gruesa por la reiterada ausencia de los directores que representan a los molinos y a la provincia de Corrientes. Lo inédito es que tampoco habrá laudo de la Secretaría de Agricultura de la Nación, como ocurría cada vez que no se lograban valores por consenso.

Desde el Instituto dijeron que por la ausencia de los mencionados referentes la sesión de precios nunca pudo ser abierta formalmente, por lo cual tampoco se pueden enviar los antecedentes a Agricultura para que haga de componedor. “El laudo está previsto para cuando no hay acuerdo, pero para eso tiene que haber una negociación en el directorio, lo cual no ocurrió en esta ocasión”, explicó Jonás Petterson, el director interino del INYM.

Por primera vez en más de dos décadas, los secaderos y molinos no tendrán que pagar precios mínimos a los productores primarios. En definitiva, el sector industrial y Corrientes terminaron avalando la idea desregulatoria del sector que impulsó el presidente Javier Milei apenas desembarcó en la Casa Rosada.

Desde el Instituto dijeron que los valores de la materia prima seguirán siendo tratados por la comisión de Costos y Estadísticas del INYM, que mensualmente irá aportando a los yerbateros los precios de referencia, aunque ya no serán de cumplimiento obligatorio por parte del sector industrial.

Petterson sostuvo que “es la salida que encontramos a esta situación inédita en el Instituto. A partir de ahora analizaremos posibles modificaciones del reglamento interno para ver si podemos evitar que en el futuro se repita”.

El precio vigente para la hoja verde es de 250 pesos por kilo puesto en secadero, pero la mayoría de las industrias ya están abonando entre 350 y 370 pesos porque necesitan reponer su stock de yerba para el extenso proceso de secado. Las asociaciones de productores sostienen que el precio debería situarse por encima de los 500 pesos para que sea rentable.

Los más de 12.000 productores de yerba mate de Misiones ven con preocupación el futuro. Es que a la falta de precios de referencia ahora también se sumó la autorización del Gobierno Nacional para que las industrias puedan importar yerba mate canchada desde Paraguay y Brasil.

Los más pesimistas auguran una profunda crisis, similar a la de los 90, cuando muchos abandonaron sus yerbales debido a la falta de rentabilidad.

Corrientes, que tiene muy pocos productores primarios pero molinos muy poderosos, jugó en tándem con el sector industrial para dejar sin precios de referencia para la materia prima. El Gobierno Nacional también hizo su aporte al no designar al presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate, tal como establece la Ley que lo creó.

Esa acefalía y el decreto que le quita funciones al INYM fueron los argumentos de Corrientes y la molinería para no sentarse a negociar los precios de referencia. De nada sirvieron los argumentos del secretario de Industria y Desarrollo Productivo del Ministerio de Economía de la Nación, Juan Pazo, que en su paso por Misiones, dijo que el decreto desregulatorio del mercado yerbatero recién entraría en vigencia cuando se conociera su reglamentación, algo que no ocurrió hasta ahora.

Y tampoco sirvió el amparo que le concedió a un grupo de productores una jueza Civil de Misiones, que puso un freno al polémico DNU, al menos hasta que se defina la cuestión de fondo. Nada fue suficiente para evitar el amargo trago de este jueves.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas