16.4 C
Venado Tuerto
lunes, abril 22, 2024

Máximo Kirchner, sobre el cambio de nombre del CCK: “Que le ponga Conan, pero que lleguen las cosas a la gente”

  • El diputado nacional calificó de “fuegos de artificio” la decisión del Gobierno de modificarle el nombre al centro cultural.

El diputado nacional Máximo Kirchner calificó como “fuegos de artificio” la decisión del gobierno de Javier Milei de cambiarle el nombre al Centro Cultural Kirchner (CCK) y lanzó una ironía sobre el posible nuevo nombre.

“Para mí es una anécdota que le cambie el nombre, cambio todo con tal de que traten bien a la gente, no me importa, si quiere le puede poner Eduardo Eurnekian, pero que le mande la comida a los comedores, que mande los insumos a los hospitales, que no le saque los medicamentos gratis a los jubilados. Que le ponga Conan, pero que lleguen las cosas a la gente”, afirmó en Somos Radio.

También remarcó que se trata de “otro fuego de artificio más” y reiteró “que le ponga Conan o Eurnekian, pero que haga que la sociedad viva mejor y se detenga en el modo cruel de aplicar estas políticas, porque generan un daño en el presente pero el impacto va a ser peor en el futuro”.

Este martes, el Gobierno, en voz del vocero presidencial Manuel Adorni, anunció la decisión de cambiarle el nombre al Centro Cultural Kirchner, uno de los más imponentes del mundo, que desde el 2012 lleva el del expresidente gracias a una ley sancionada en el Congreso. E incluso se lanzó una consulta en redes sobre cómo debería llamarse.

“Dejará de llamarse como tal y efectivamente se le dará paso a un nuevo nombre. Hoy ya es exCCK”, dijo Adorni y levantó revuelo en las filas del kirchnerismo. Hoy, Máximo salió a responder y sobre la decisión de que el Centro Cultural ya no lleve el nombre de su padre, agregó: “A mí, como me pasó en la marcha que se me acercó un vendedor de escarapelas, me dijo cosas que me recordaba de Néstor, con eso alcanza”.

Para cambiar el nombre del ahora ex CCK, el Congreso debería avalarlo, aunque el presidente Javier Milei ya derogó y modificó ciento de leyes a través del mega DNU hoy judicializado.

En el kirchnerismo no creen que vaya a ocurrir realmente y lo consideran una nueva “bomba de humo” del oficialismo para distraer de la realidad económica.

“Es la típica política revanchista que desconoce el arraigo que tiene Néstor Kirchner en el corazón de nuestro pueblo. Me duele que ocurra esto, todos debemos abogar por el reencuentro de los argentinos”, lanzó Andrés “Cuervo” Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires tras el anuncio del vocero presidencial.

“El nombre del CCK es una ley de (Miguel Ángel) Pichetto. ¿En serio van a mandar otra ley para cambiarlo? Y si lo hacen por DNU peor, porque qué tiene esto de necesidad y urgencia. No va a ocurrir”, confió a Clarín una legisladora de Unión por la Patria.

En efecto, la ley se sancionó en noviembre de 2012, durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. El proyecto, encabezado por Miguel Ángel Pichetto, en ese entonces jefe de la bancada del PJ en el Senado tenía un solo artículo: “Denomínese con el nombre de ‘Presidente Dr. Néstor Carlos Kirchner’ al Centro Cultural del Bicentenario, ubicado en la manzana delimitada por las calles Sarmiento y Bouchard y las Avenidas Leandro N. Alem y Corrientes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

En los fundamentos el texto planteaba el cambio de nombre como un “reconocimiento” para “recordar que fue el Dr. Néstor Carlos Kirchner quien diseñó, implementó y ejecutó estas políticas públicas inclusivas que beneficiaron a la comunidad toda”.

“Para este santacruceño que como fruto de su incansable trabajo de militancia y que, con el afán constante de transmitir y difundir sus inquebrantables convicciones, logró colarse por una hendidura de la historia y sentar las bases de un país con oportunidades para todos”, concluía la iniciativa.

En el Senado se aprobó por 56 afirmativos y 2 negativos: Laura Montero (UCR) y María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica). Diputados la sancionó con 132 afirmativos, 12 negativos -entre ellos el voto de Patricia Bullrich- y hubo 39 abstenciones.

Máximo Kirchner volvió a cargar contra Alberto Fernández

Aunque cargó contra Milei por las medidas económicas que tomó desde que es presidente, el principal foco de las críticas de Máximo Kirchner volvió a ser Alberto Fernández, con quien mantuvo serias diferencias durante su mandato, pese a compartir el espacio político.

“Recuerdo muy bien las palabras de un viernes a la mañana de Fernández con un hermoso fondo verde las bondades de un acuerdo con el Fondo que nunca llegaron ni sucedieron. La sociedad fue sintiendo, a medida que también se profundizaba la caída del poder adquisitivo y empeoraban las condiciones económicas, mucha frustración y entendió que las dos fuerzas políticas principales habían fallado a la hora de la administración del estado, del reordenamiento de los números, de ordenar esos números con una sociedad en crecimiento, en mejorar la calidad de vida”, dijo en relación a los motivos por los que la gente eligió a Milei en el balotaje.

Y siguió, con foco también en Martín Guzmán: “A todos nos caben la generales de la ley, algunos más y otros menos, hay ponderaciones de lo que sucedió entre el 2019 y el 2023, pero hubo una responsabilidad que fue de quienes condujeron la economía en Argentina, a pesar de que buscan enjuagarse entrevista tras entrevista, deben hacerse cargo de a donde llevaron el gobierno y pusieron a la sociedad en sus ingresos y su modo de calidad de vida. Ahí emerge Milei”.

“Tomó una decisión el presidente y el ministro de Economía y el resultado es este. Gustará mas o menos. Ahora todos quieren hacerse los distraídos, no le quiero cargar las tintas solo en ese sentido a nosotros como espacio político porque al momento del acuerdo la CGT, los movimientos sociales, la AEA, todo el mundo se manifestó de acuerdo y que era lo que había que hacer”, agregó.

También dijo que esas organizaciones los “calificaba de enemigos internos por querer discutir las condiciones de un acuerdo” y que ahora “los resultados son estos y parece que nadie fue”.

“Lo que buscan algunos vivos es echémosle la culpa a Cristina, a Máximo o La Cámpora porque se discutió. Fueron las decisiones del gobierno, gusten más o menos. Si te votan y le proponés a la gente dar la pelea, no siempre salen las cosas como querés. Pero ni siquiera se dio la pelea, nos entregamos al posibilismo, esto no se puede hacer”, remarcó.

Por su parte, dijo que Alberto Fernández debió haber “confiado en su pueblo” al que algunos dicen que “hay que hablarles como si fueran todos”.

“El pueblo no es tonto, entiende, comprende. Hubiera apostado a confiar en un pueblo que tiene ganas de salir adelante, hoy con ideas equivocadas, pero que tiene ganas de salir adelante y hacer todo el esfuerzo que deba. Néstor no le pagó al fondo, le pagó el pueblo, la gente. Uno entiende que el presidente Fernández debió confiar en la gente y dar esa pelea“, cerró.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas