5.4 C
Venado Tuerto
viernes, julio 12, 2024

Los salarios formales volvieron a ganarle a la inflación en abril

Los datos oficiales marcan una mejora del 3,9%. Diferentes variaciones según diversas fuentes gubernamentales. Las razones de las fuertes diferencias.

El Gobierno asegura que en abril los salarios reales del sector privado aumentaron un 3,9% en relación a la inflación. Y que ese incrementó está en línea con el incremento del RIPTE que tuvo una suba del 16,1% versus una inflación en abril del 8,83%. El comunicado oficial dice que eso representa una mejora del 7,3% cuando en realidad la diferencia es de 7,3 puntos porcentuales que representan una mejora del 6,7%. En marzo. también hubo mejoras salariales por encima de la suba de precios.

Sin embargo el incremento del RIPTE (Remuneración Imponible de Trabajadores Estables) no significa que el salario real haya aumentado en la misma proporción, El fuerte aumento del RIPTE tanto en marzo como en abril se explica por los aumentos salariales alcanzados en las paritarias pero también por el incremento del 27,18% en marzo y del 27,39% del tope salarial de los aportes previsionales a la Seguridad Social.

El RIPTE difundido el viernes, se calcula sobre los salarios formales con aportes a la Seguridad Social. Y el tope salarial para esos aportes subió de $ 1.157.113 a $ $ 1.471.616 en marzo (+ 27,18%) y a $ 1.874.839 en abril, un incremento del 27,39%. El tope salarial acompaña a la movilidad previsional que de trimestral pasó a ser mensual.

Del comunicado oficial se desprendería que de los 16,1% de mejora del RIPTE un 13% correspondería a la suba salarial y oros 3,1% al incremento del tope salarial sobre los descuentos jubilaotrios. .

En consecuencia, el 16,1% incorpora los aumentos efectivos salariales acordados en las paritarias y otorgados por los empleadores, incrementados por la suba del tope que, si se hubiese mantenido la fórmula anterior, no se hubieran ajustado en abril sino en junio.

.

La Secretaría de la Seguridad Social venía advirtiendo, y así todos los meses lo consignaba Clarín, que el RIPTE “tiene en cuenta el monto salarial hasta el tope imponible definido para los aportes personales al sistema de seguridad social.

De este modo, “es factible que en distintos periodos de tiempo, un indicador típico para evaluar los salarios como el promedio salarial del empleo registrado privado presente variaciones diferentes al RIPTE”, señala Seguridad Social Y es una de las razones de las diferencias con el Índice de Salarios del INDEC, que es una encuesta.

Esta aclaración de la Seguridad Social tiene más relevancia por ser el primer mes en que se pasó del ajuste trimestral al mensual.

El salario promedio imponible del RIPTE fue en abril de $ 819.501,72 versus $ 484.298,40 en diciembre 2023. Así, en cuatro meses, el RIPTE tuvo un alza nominal del 69,2% (14,7% enero, 11,5% en febrero, 14% marzo y 16,1% en abril) versus una inflación del 65%.

En 2023 los salarios del RIPTE cerraron con un promedio que pasó de $ 194.175,11 en diciembre 2022 a $ 484.298,40 en igual mes de 2023. Representó un incremento del 149,4% versus una inflación del 211,4% reflejando en gran parte la pérdida de la movilidad frente a la suba de los precios.

Esa caída se produjo con mayor fuerza tras la devaluación de agosto del anterior Gobierno y la disparada de la inflación, que se acentuó en diciembre con la devaluación del actual Gobierno y la fuerte suba de los precios.

El RIPTE considera los salarios de los puestos de trabajo del sector privado y del sector público nacional, provincial y municipal que transfirieron sus cajas previsionales al SIPA-ANSeS, según describe la Secretaría.

Además, solo cuantifica los componentes remunerativos del salario (imponibles al sistema de seguridad social).

NE

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas