7.7 C
Venado Tuerto
sábado, mayo 25, 2024

“Le robaron la inocencia a mi hija”, el impotente relato de un hombre asaltado en la puerta de su casa frente a su familia

  • Cuatro delincuentes armados abordaron a una pareja y sus dos hijas cuando llegaban a su casa de Castelar.

Una pareja y sus dos hijas llegaban a su casa cuando cuatro delincuentes a punta de pistola los abordaron, redujeron, y terminaron robándoles el auto con todas las pertenencias que tenían. La violenta escena se produjo con un bebé de un año en brazos de su padre, y una nena de cinco cuya madre se puso de escudo humano para que no la agredieran. Sucedió en Castelar, en el oeste del conurbano. Los delincuentes están prófugos.

El video tomado por las cámaras de seguridad es tan efímero como desesperante. Allí se ve como Federico ya bajó del vehículo y espera por su esposa, que desde el asiento trasero le pasa el bebé de un año, baja la nena de cinco y termina de sacar los bolsos que habían llevado.

En ese puñado de segundos, un auto blanco llega a gran velocidad en contramano, se pone a la par del vehículo estacionado y bajan cuatro delincuentes armados, quienes abordan a la familia que todavía estaba al lado de su propio auto.

A punta de pistola, los amedrentan, los amenazan y les apuntan con las armas mientras le van sacando todo lo que tienen encima, celulares, billeteras, llaves del auto y de la casa. En la secuencia, Federico tiene a su bebé en brazos, y su mujer se tira encima de su hija intentando cubrirla de la salvaje agresión de los ladrones.

“Es una situación que es normal, casi habitual acá. Pero una sensación muy fea. Siempre tengo el recaudo de mirar para todos lados antes de frenar en casa, pero esta vez al auto no lo vi”, se sincera Federico.

En una entrevista realizada por el canal TN, el padre de familia contó que el violento asalto tuvo lugar cuando ellos “volvían de cenar” y tuvo su desarrollo mientras ellos “bajaban del auto”.

“Descienden cuatro personas totalmente armadas. Se los veía muy profesionales y organizados y querían todo lo que llevábamos. Me decían que les entregue todo y en el cuerpo ya no tenía más nada. No sé, pensarían que tenía algo de oro, no sé”, contó Federico.

El robo tuvo lugar el pasado viernes por la noche, apenas pasadas las 22, en el cruce de Álvarez Jonte y Montes de Oca.

“Por suerte estaban en un estado bien. Ni alcoholizados, ni drogados. Nunca titubearon”, aseguró Federico.

La dramática escena se completó con la nena de cinco años viviendo en carne propia la violencia de los delincuentes. “Le robaron la inocencia a mi hija”, se sinceró con cierto tono de impotencia, Federico.

“Después que pasó todo, mi hija me preguntó porqué tenían armas y le tratamos de explicar que eran armas de juguete. Pero, estoy seguro que eso no se lo borra más”, cerró.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas