18.8 C
Venado Tuerto
martes, marzo 5, 2024

Las comunidades latinas, las más golpeadas por la violencia con armas de fuego en Estados Unidos

  • Los datos muestran que las muertes por armas de fuego en el país casi se han duplicado en una década.
  • En 2021 (último año del que hay datos recolectados) llegaron a 5.741, mientras que 10 años antes eran 2.947, según el Violence Policy Center.

Los latinos se han convertido en una de las comunidades más golpeadas por la violencia con armas de fuego en Estados Unidos y al mismo tiempo son blanco de la industria que la sustenta y que se afana, con campañas y promociones, en lograr más compradores entre este colectivo.

Los datos difundidos muestran que las muertes por armas de fuego en el país casi se han duplicado en una década: en 2021 (último año del que hay datos recolectados) llegaron a 5.741, mientras que 10 años antes eran 2.947, según el Violence Policy Center (VPC).

Además, según esta misma organización, los latinos tienen más probabilidades que los blancos de ser asesinados con un arma de fuego como lo muestra la tasa de homicidios por cada 100.000 personas en 2021, 5,2 frente a 3,1.

Entre los factores que explican el aumento de la violencia con armas de fuego entre los latinos está el propio esfuerzo que la industria armamentística ha hecho en los últimos años para seducirlos a medida que su presencia ha ido aumentando en EE.UU., donde ya suponen casi una quinta parte de la población.

Una presión del lobby armamentístico que se suma a otras causas más estructurales relacionadas con las agresiones con armas como, por ejemplo, la violencia policial contra algunas comunidades, derivada del racismo sistémico que existe en EE.UU.

El director del programa de Prevención de la Violencia Armada del Center for American Progress (CAP) Nick Wilson. Foto EFEEl director del programa de Prevención de la Violencia Armada del Center for American Progress (CAP) Nick Wilson. Foto EFE

“Las comunidades latinas experimentamos violencia y terror todos los días; tenemos normalizado que podemos ser matados con una arma“, aseguró en una entrevista con EFE una de las coordinadoras de la red de supervivientes Crime Survivors for Safety and Justice, Michelle Monterrosa, hija de argentinos y hermana de una víctima de violencia con arma.

De demonizados a anhelados

Tal y como refleja el estudio de VPC, la industria armamentística está lanzando una campaña dirigida a los hispanos y a otras minorías para aumentar la venta por un lado y el apoyo al movimiento pro-armas por el otro.

“La base de consumidores tradicional (de hombres blancos) se está envejeciendo y muriendo y necesitan reclutar nuevos clientes para contrarrestar la disminución de su número de afiliados”, dijo a este medio el fundador y director ejecutivo del VPC, Josh Sugarmann.

Sugarmann quiso resaltar el hecho de que el movimiento pro armas siempre ha tratado de “demonizar” a las comunidades afroamericanas y latinas y ahora las necesita para mantener sus ventas.

La vicepresidenta de Asuntos Gubernamentales y Políticos de la ONG Giffords, Vanessa Gonzalez, apuntó a EFE que, para atraer a su público objetivo, la industria armamentística utiliza “el miedo y la desinformación” basándose en la “falsa creencia” de que si tienes un arma a tu disposición tienes más protección.

En la misma línea, Sugarmann advirtió del “bucle peligroso” que provoca el fácil acceso a las armas, que aumenta su oferta y a la vez genera una sensación de necesidad cada vez mayor.

Violencia de los responsables de mantener la paz

Los expertos creen que también influye la violencia policial, que suscitan una “carrera armamentística entre la población civil y las fuerzas del orden”.

Michelle Monterrosa, una de las hermanas de Sean Monterrosa, que murió en junio de 2020 después de recibir disparos de un policía de Vallejo (California), sentenció que no existe la rendición de cuentas para las fuerzas de seguridad estatales, protegidos aún en muchos estados por la ley.

Una fotografía de Nevaeh Bravo, quien murió en el tiroteo masivo, durante una vigilia por las víctimas del tiroteo masivo en la Escuela Primaria Robb en Uvalde. Foto AFPUna fotografía de Nevaeh Bravo, quien murió en el tiroteo masivo, durante una vigilia por las víctimas del tiroteo masivo en la Escuela Primaria Robb en Uvalde. Foto AFP

Durante unas protestas por el asesinato del afroamericano George Floyd -también por violencia policial-, Sean murió por los cinco disparos por parte del agente.

Monterrosa criticó el “amparo inalterable” que brinda la Declaración de derechos de los agentes del orden (LEOBR, en inglés), que tiene el objetivo de proteger a los policías de “enjuiciamientos derivados de su conducta en el ejercicio de sus funciones” a partir de privilegios basados en las garantías procesales.

Baile de números

También aseguró que los latinos están en un “limbo” que muchas veces no los reconoce como víctimas.

Al respecto, VPC advierte que las limitaciones en la recolección de datos por parte de organismos públicos, que en muchos casos reportan la raza pero no el origen étnico, puede estar provocando una “infrarrepresentación” de los latinos entre las víctimas de armas de fuego

Para todas las fuentes consultadas es indiscutible que la implementación de acciones y programas para reducir la violencia armada en el país es más fácil bajo presidencia demócrata.

Y aunque creen que la administración del presidente Joe Biden no ha sacado adelante “medidas de fuerte impacto” en este ámbito, celebran que impulse “una amplia gama” de actuaciones, como la creación de la primera oficina federal para prevenir la violencia armada.

Agencia EFE

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas