16.4 C
Venado Tuerto
lunes, abril 22, 2024

La jefa del Comando Sur de los EE.UU. vuelve al país: preocupación por los narcos en Rosario y el despliegue de China

  • La general de Ejército, Laura Richardson, llegará el 3 de abril.

La comandante en jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, la general del Ejército, Laura Richardson, volverá a la Argentina el próximo 3 de abril con agenda centrada en la organización de un sistema de control contra el despliegue de China en el Atlántico Sur.

Es un tema recurrente en Richardson, que vino al país hace un año con la misma agenda, pero un gobierno que ya no está. El Comando Sur es uno de los diez comandos de combate unificado pertenecientes al Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Y se muere sobre intereses netamente geopolíticos.

Richardson, en este viaje, también agrega una preocupación de la administración de Biden. La situación de los narcos y el crecimiento de la violencia en Rosario. Será uno de los temas sobre los que prestará atención.

Por eso, ahora, el enfoque se centra en un gobierno mucho más amigable al enfoque de Washington, aunque el presidente Javier Milei disgustara al gobierno de Joe Biden con su deseo a Donald Trump de que gane la presidencia en noviembre pronto.

Así se lo hizo saber Milei al republicano cuando se encontraron en una cumbre de ultraconservadores en Maryland a la que el Libertario viajó a fines de febrero pasado, horas después de recibir una visita exclusiva del secretario de Estado, Antony Blinken. Y además a pesar de todos los gestos de apoyo de la administración demócrata al aliado de Trump.

Richardson es una de las voces más duras de la geo estrategia estadounidense y así se lo hará saber a los ministros de Defensa y Seguridad, Luis Petri y Patricia Bullrich, con quienes se va a encontrar en persona. También deberá reunirse con el jefe del Estado Mayor Conjunto, Xavier Isaac, que siendo jefe de la Fuerza Aérea de la gestión anterior logró torcer el rumbo de las dudas argentinas de comprar aviones supersónicos a China o a Estados Unidos.

En el viaje también podría verse con el presidente Javier Milei.

Según fuentes locales, Richardson tiene pensado ir a Ushuaia a visitar las bases de la Armada, y a Neuquén, donde Estados Unidos tiene una suerte de base que hace contrapeso al centro de exploración del espacio profundo que tiene también allí China, y que en los hechos opera como una base.

Finalmente, el gobierno actual se definió por los F16 Falcon Fighting Falcon. Y aunque todavía el ministro de Economía y la Jefatura de Gabinete no han sido claros con el desembolso necesario de casi 700 millones de dólares para esta compra tan necesaria -Argentina no tiene aviones de combate- el próximo 26 habrá una importantísima visita para definir por sí o por no. Llegará al país el ministro de Defensa de Dinamarca Troels Lund Poulsen para dar remate final a esta compra de unas 24 a 28 aeronaves que son de los Estados Unidos -que proveerá el armamento más moderno- pero están en poder de Dinamarca.

Aunque Milei ha dejado en claro que China no será su aliado estratégico como lo fue del kirchnerismo, la integración bilateral no es de fácil disolución. Y tampoco es la intención libertaria.

Para el caso, la canciller Diana Mondino – que está de gira por Malasia, Vietnam y Japón- planea un viaje de importante a la República Popular China para el 28 de abril próximo. Hay muchos temas sobre los que trabajar, por empezar descongelar el swap que hay entre los Bancos Centrales de los dos países y dar una señal sobre las obras públicas que se van a hacer y las que no con Beijing. Las represas de Santa Cruz por ejemplo, están al borde de un cierre, con el posible despido de hasta 5.000 empleados. Si no se usa el swap habrá que devolver el dinero y también los créditos de las obras que se concedieron.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas