21 C
Venado Tuerto
lunes, febrero 26, 2024

Horror en el hogar de menores: debía cuidarlos y darles educación, pero los violaba

  • Omar Raúl Mudry (67) era el director del hogar Tabita, en Montecarlo, Misiones.

A Omar Raúl Mudry (67) lo condenaron a 30 años por el delito más aberrante: abuso de menores. Cuando era el encargado de un hogar en Misiones, violó a cuatro chicas y manoseó a otras tres. Pero ahora este hombre deberá afrontar otro juicio, bajo la misma acusación.

El nuevo proceso se hará en la primera semana de diciembre en el Tribunal Penal de Eldorado, por promoción de la corrupción de menores.

Mudry estuvo muchos años al frente del hogar Tabita, en la ruta nacional 12, de la ciudad de Montecarlo, el cual era privado pero solía recibir ayuda estatal. Allí llegaron a convivir 50 chicos, muchos de ellos derivados informalmente por la Justicia.

Fue una trabajadora social la que descubrió, hace 15 años, el horror que vivieron los niños. El hombre fue detenido al año siguiente y condenado en 2011, pero algunos de los casos quedaron abiertos y ahora la Justicia de Misiones estableció que habrá audiencias el lunes 4, el martes 5 y el miércoles 6 de diciembre.

El fiscal del Tribunal, Federico Rodríguez, le propuso a Mudry y su defensor realizar un juicio abreviado. Para ello, el imputado debía reconocer su responsabilidad, pero se opuso tajantemente y todo indica que con ello buscó ganar tiempo y una posible prescripción del delito.

El expediente está en el Tribunal Penal de Eldorado desde hace varios años. Incluso ya se había fijado fecha para el juicio, pero por diversas causas nunca se realizó. Luego, la pandemia de COVID-19 volvió a postergar todo.

Fuentes judiciales dijeron que los delitos que se le imputan al ex director del hogar prescriben el próximo año. Y que el expediente está en el Tribunal desde 2011. De ahí la premura de los jueces.

Mudry deberá responder por el delito de promoción a la corrupción de menores, agravado por la edad de las víctimas, todo en un marco de extrema violencia, amenazas y un trato abusivo. Esto también se ve agravado porque era el encargado de la educación y guarda de los chicos.

De acuerdo con la investigación judicial, Mudry obligaba a una nena de seis años y a su hermanito de cuatro años a practicar actos sexuales entre ellos y a presenciar mientras él abusaba de una adolescente que vivía en el hogar.

En abril de 2011, el Tribunal Penal de Eldorado sentenció a 30 años de cárcel al ex director del hogar Tabita. Se lo halló responsable de violar a cuatro chicas, abusar de otras tres y promover la corrupción de dos menores vulnerables que estaban alojados allí.

El fiscal Federico Rodríguez dio por probados todos los hechos denunciados y, en un extenso alegato, pidió 40 años de cárcel para Mudry. Tras el final del debate, aseguró: “Lejos, es el delito más tremendo en el que me tocó intervenir en toda mi carrera”.

Durante el debate, el imputado intentó demostrar que las denuncias tenían un tinte político y que la “excelencia” con que manejaba el lugar generaba mucha “envidia”.

Los abusos salieron a la luz en marzo de 2008, luego que una trabajadora social de la Municipalidad de Montecarlo visitara a los chicos que habían pasado por el hogar para saber si efectivamente se habían reintegrado a sus familias. El hogar fue cerrado ese mismo año.

Fue una nena de 13 años la que contó que había sido sometida sexualmente por Mudry durante su estadía. Y que otras chicas habían padecido lo mismo. Para asegurarse el silencio de las víctimas, contó, el hombre recurría a castigos físicos, amenazas e incluso las dejaba sin comer -o hasta las obligaba a ingerir alimentos en mal estado- para sembrar el miedo.

“Muchas veces hubo gente que me criticó porque me decían que le hago el caldo gordo a los vagabundos mientras ellos andan de joda. Yo no estoy para hacerle el bien a los vagabundos, yo estoy para tratar de hacerles bien a los chicos, porque creo en ellos, y he visto muchas atrocidades que sufren”, había dicho Mudry durante una entrevista en 2005, antes de que saliera a la luz el horror.

Según las autoridades, este hombre “se presentaba ante la sociedad como un ciudadano ejemplar y en su vida privada era otro tipo de persona”.

EMJ

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas