15.8 C
Venado Tuerto
domingo, diciembre 3, 2023

Guerra en Gaza: Biden pide proteger el hospital de Al-Shifa, siguen los combates en el norte y el sur se hunde en la miseria

  • “Tengo la esperanza de que habrá acciones menos intrusivas en relación al hospital”, dijo.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió que el hospital Al-Shifa “debe ser protegido” mientras se libran combates cerca de las instalaciones hospitalarias en la ciudad de Gaza, en el norte del territorio donde los combates continúan, empujando en precarias condiciones a los palestinos hacia el sur, donde el cuadro -por hacinamiento y falta de recursos- es desolador.

“Tengo la esperanza y la expectativa de que habrá acciones menos intrusivas en relación con el hospital”, dijo Joe Biden en Washington en referencia al complejo Al Shifa, pidiendo a Israel que quede “protegido”.

Un palestino mira los cuerpos de personas muertas durante un bombardeo en una escuela en Gaza, ahora esparcidos en el patio del hospital de Al Shifa. Foto: Khoder al-Zaanoun / AFPUn palestino mira los cuerpos de personas muertas durante un bombardeo en una escuela en Gaza, ahora esparcidos en el patio del hospital de Al Shifa. Foto: Khoder al-Zaanoun / AFP

Las declaraciones de Biden se produjeron cuando el primer ministro británico, Rishi Sunak, instó a Israel a hacer todo lo posible para proteger a los civiles en Gaza y pidió una pausa humanitaria urgente.

Israel ha acusado a Hamas de dirigir un centro de mando bajo el mando de Al-Shifa, lo que el hospital y Hamas niegan.

El hospital, el más grande de Gaza, es “casi un cementerio“, advirtió la Organización Mundial de la Salud, con cadáveres amontonados dentro y fuera.

Decenas de bebés prematuros y 45 enfermos renales que necesitan diálisis no pueden ser tratados adecuadamente por falta de electricidad, afirma la ONU.

El ejército israelí dice que está en el proceso de “coordinar el traslado de incubadoras de un hospital en Israel a Gaza”.

Decenas de bebés prematuros y 45 enfermos renales que necesitan diálisis. Foto: ReutersDecenas de bebés prematuros y 45 enfermos renales que necesitan diálisis. Foto: Reuters

Israel comenzó a atacar Gaza tras los ataques de Hamas del 7 de octubre, en los que murieron 1.200 personas y más de 200 fueron tomadas como rehenes.

El Ministerio de Salud dirigido por Hamas dice que más de 11.000 personas han muerto en Gaza desde entonces, de las cuales más de 4.500 eran niños.

Hospitales bajo ataque

La situación también es dramática en el hospital Al Quds, otra zona donde se libran combates, según la Media Luna Roja Palestina.

“Nuestros equipos están atrapados con pacientes y heridos, sin electricidad, agua ni comida”, dijo la organización en X.

Sólo un hospital en el norte tiene capacidad para recibir pacientes, según la oficina humanitaria de la ONU conocida como OCHA. Ninguno de los demás puede funcionar.

El Ministerio de Salud del territorio controlado por Hamas propuso el martes que las instalaciones fueran evacuadas bajo la supervisión de la Cruz Roja.

Israel golpea la Franja de Gaza sin tregua desde el 7 de octubre.

Desde el 27 de octubre lleva a cabo una operación terrestre con el objetivo de “aniquilar” al movimiento islamista.

En el hospital pediátrico de Rantisi, evacuado el sábado, el ejército anunció que había reunido “indicios que llevan a pensar que Hamas detenía a rehenes”, mostrando imágenes de un biberón o un trozo de cuerda cerca de una silla.

Palestinos desplazados habían buscado refugio en el hospital de Rantisi. Foto: ReutersPalestinos desplazados habían buscado refugio en el hospital de Rantisi. Foto: Reuters

En Washington, Biden recordó que aún se está negociando un acuerdo para la “liberación de prisioneros” con la mediación de Qatar.

El brazo armado de Hamas acusó al gobierno israelí de “tergiversar” las negociaciones sobre la posible liberación de decenas de rehenes a cambio de la de “200 niños y 75 mujeres” encarcelados por Israel.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, planteó el domingo la posibilidad de un acuerdo para liberar a algunos de los rehenes, una condición indispensable según él para cualquier alto el fuego.

La situación en el sur

En los últimos días, unos 200.000 palestinos han salido del norte de Gaza hacia el sur del territorio, donde las condiciones humanitarias son cada vez peor, dijo el martes una agencia de la ONU, mientras las tropas israelíes luchaban contra militantes alrededor de hospitales.

Israel ha instado a los civiles a evacuar la ciudad de Gaza y las zonas circundantes en el norte, pero la parte sur del territorio asediado no es mucho más segura. Israel lleva a cabo frecuentes ataques aéreos en toda Gaza, atacando lo que dice son objetivos militantes, pero a menudo matando a mujeres y niños.

Los refugios gestionados por la ONU en el sur están gravemente superpoblados, con un promedio de un baño para 160 personas. En total, alrededor de 1,5 millones de palestinos, más de dos tercios de la población de Gaza, han huido de sus hogares.

La gente hace cola durante horas para conseguir pan y agua salobre. La basura se acumula, las aguas residuales inundan las calles y las canillas se secan porque no hay combustible, necesario para producir la electricidad que alimenta los sistemas de agua. Israel ha prohibido las importaciones de combustible desde el inicio de la guerra, diciendo que Hamas lo utilizaría con fines militares.

La llegada del frío y la lluvia

La llegada del tiempo frío y lluvioso aumentó la miseria. En un campamento de tiendas de campaña frente a un hospital en la ciudad central de Deir al-Balah, la gente caminaba penosamente sobre el barro mientras extendían lonas de plástico sobre tiendas endebles.

“Todas estas tiendas se derrumbaron a causa de la lluvia”, dijo Iqbal Abu Saud, que había huido de la ciudad de Gaza con 30 de sus familiares. “¿Cuántos días tendremos que lidiar con esto?”

Un campamento de desplazados en Khan Younis. Foto: ReutersUn campamento de desplazados en Khan Younis. Foto: Reuters

En Khan Younis, muchos se han visto obligados a refugiarse de los combates en tiendas de campaña, incluido el corresponsal de la BBC en Gaza, Rushdi Abualouf, quien dice que muchas personas se ven obligadas a dormir en el suelo.

La agencia de la ONU para los refugiados palestinos, que lucha por brindar servicios básicos a más de 600.000 personas refugiadas en escuelas y otras instalaciones en el sur, dijo que podría quedarse sin combustible el miércoles, lo que la obligaría a detener la mayoría de las operaciones de ayuda.

Dijo que no podía seguir importando suministros limitados de alimentos y medicinas a través del cruce egipcio de Rafah, el único vínculo de Gaza con el mundo exterior.

Con información de Associated Press, AFP y BBC News

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas