20.4 C
Venado Tuerto
lunes, febrero 26, 2024

Espionaje a jueces: el fiscal apunta a tres espías de la AFI K y Antonio Stiuso pidió ser querellante

  • Mientras el juez pasó para principios de diciembre la extracción forense de los dispositivos electrónicos del dirigente de La Cámpora y subadministrador de la AFIP, Fabián “Conu” Rodríguez.

El fiscal federal Gerardo Pollicita trabaja a full analizando el contenido de los dispositivos del espía inorgánico Ariel Zanchetta para avanzar para “arriba” en la red ilegal kirchnerista que espió a jueces, fiscales, empresarios y periodistas.

Mientras espera el resultado del análisis de los dispositivos electrónicos secuestrados al subadministrador de la AFIP y dirigente de La Cámpora, Fabián “Conu” Rodríguez y que el diputado ultra K Rodolfo Tailhade entregue voluntariamente su celular, el fiscal prepara un dictamen que apunta a tres espías de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que le pidieron trabajos a Zanchetta, detenido en la causa, revelaron a Clarín fuentes judiciales.

Pero el pedido del ex director de Contrainteligencia de la SIDE y enemigo número uno de Cristina Kirchner, Antonio Stiuso, de ser querellante en la causa provocó más preocupación en el kirchnerismo. En los archivos del espía inorgánico preso se encontraron informes sobre el ex hombre fuerte del sistema de espionaje local, informaron las fuentes. En otro causa, Stiuso logró el procesamiento de dos ex funcionarios del gobierno de Entre Ríos Pablo Palá y Alexis Lesa por hacer inteligencia ilegal sobre él y la jueza federal Sandra Arroyo Salgado unas semanas antes del crimen del ex fiscal de la AMIA Alberto Nisman, en enero de 2015. Y tiene una vieja pelea con Tailhade y la AFI K.

La investigación sobre el “Conu”, que el lunes de la semana pasada saltó a la primera planta de los diarios, se retrasó porque el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi puso recién para principios de diciembre la fecha para realización de una extracción forense del contenido de sus dispositivos, entre ellos el celular personal del dirigente de La Cámpora que tardó cuatro días en entregarlo.

Es decir, la toma de una copia de esas comunicaciones será cerca del 10 de diciembre, día en que el presidente electo Javier Milei recibirá los atributos del mando. La casa del “Conu” parecía “Frávega”, dijo una fuente judicial. Le secuestraron nueve celulares, cinco notebooks, cinco netbooks, trece pendrives (uno con la leyenda “www.Telam.com.ar”, y otro llamado “Conectar Igualdad), una tablet y dos discos rígidos, entre otros dispositivos.

El “Conu” fue presidente de esa agencia de noticias del estado tras la renuncia por la difusión de la salida del país del periodista Damián Patcher que hizo Esteban Orestes Carella, actual director de Contrainteligencia de la AFI y hombre de confianza de Tailhade. Para colmo, el “Conu” se resiste a que otras partes pongan peritos cuando se abra el contenido de su celular.

El fiscal Pollicita trabaja en el nuevo dictamen que terminará a fin de esta semana o en la otra. Pollicita tiene 5 empleados escuchando unos 28 mil audios encontrados en los dispositivos de Zanchetta. Y pocos recursos informáticos ante tanta información digitalizada. Por ejemplo, le tienen que habilitar el aumento del archivo de la “nube” digital cada 15 días.

El ex director de la SIDE Antonio Stiuso, en un documental de Netflix.El ex director de la SIDE Antonio Stiuso, en un documental de Netflix.

Ese próximo dictamen, que será el tercero, abarcará las maniobras de espionaje desde el 2009 al 2015, es decir casi las dos presidencias de Cristina Kirchner. Durante el gobierno del ex presidente Mauricio Macri, Zanchetta afirmó que integró un “grupo de tareas” supuestamente dirigido por el ex jefe del Ejército general (RE) César Milani y el ex director de Reunión de la AFI, Fernando Pocino, pero esta etapa la investigará más adelante.

Mientras que la situación se complica para el ex director de Contrainteligencia de la AFI, Tailhade. Por un lado, el diputado de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias, le pidió al juez el secuestro de su teléfono ya que no lo entregó en forma espontánea. Y, por el otro, el juez federal Daniel Rafecas se declaró incompetente en la denuncia por espionaje ilegal que le hizo el ex ministro de Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro y se la pasó su colega Martínez De Giorgi,

El nuevo dictamen apunta contra tres agentes de la AFI, cuyos nombres ya los suministró el organismo -pero se mantienen en secreto para no violar la ley de Inteligencia-, porque le pidieron informes a Zanchetta. Incluso, uno le mandó mensajes a través de Mercado Pago seguramente para tratar de cubrir sus huellas. Uno de esos tres le pidió, por ejemplo, informes de inteligencia de esos dos “objetivos” con “pelo y barba”, es decir todos los detalles, sobre el miembro de un consorcio y veterano empresario que ya había fallecido, entre otros.

En esas comunicaciones, Zanchetta le dice a los espías de la AFI: “si necesitan algo osea (sic) ustedes y la Casa cuenten con ello”, en una clara referencia a la AFI (ex Secretaría de Inteligencia).

La última acusación del fiscal sostiene que en la notebook Toshiba de Zanchetta se detectaron “documentos que evidenciarían posibles actividades de inteligencia clandestina — que incluirían intervenciones telefónicas ilegales, interceptación de correos electrónicos, utilización de drones y obtención de fotografías— sobre distintas personas: dirigentes políticos, legisladores, sindicalistas, familiares, empresarios, periodistas, un cardenal, una procuradora general”, entre otros.

En su cortada, Zanchetta presentó documentos que muestran que fue “Gerente General Operativo del Multimedio La Verdad del arzobispado de Mercedes que incluía el diario La Verdad de Junín -que dirigía el fallecido periodista Omar Bello- y radio LT20 de Junín, donde residía. Pero el fiscal cree que el rol de periodista lo usaba como “fachada” para encubrir las tareas de inteligencia.

En su primera indagatoria, Zanchetta afirmó que “nunca violé el secreto bancario de nadie, ni las declaraciones juradas de los jueces, que son reservadas. Si acostumbro mucho a trabajar con colegas periodistas”. También dijo que el informe sobre el juez federal de La Plata Ernesto Kreplak “se habló con el Director de Realpolitik. Si buscan los chats en Whatsapp con Santiago Sautel, ahí me pide que lo ubique. En su momento me pidió del juez Kreplak, para ver si era el hermano del ministro de salud bonaerense. Zanchetta dijo que en sus chats: “también hay un grupo que se llama “Señor 5”, con el Director de Agencia Nova, -Mario Casalogne-, donde me hacía los pedidos para investigar. Una de las últimas fue sobre un empresario dueño de la marca Philco o Sanyo por evasión impositiva. “Señor 5” es alias del jefe de la AFI. Ni Sautel, ni Casalogne -quien cumple logró una probation por haber acosado y discriminado con sus notas a la pareja del presidente Alberto Fernández, Fabiola Yáñez, se presentaron a declarar a favor de Zanchetta.

Pero los 1196 informes de Zanchetta sobre jueces, empresarios y periodistas no solo están hechos con informes de Nosis, Veraz o Sudamericanadata de carácter público, sino con datos tomados de bases de datos de acceso Migraciones, Registro de la Propiedad Automotor y Registro de la Propiedad Inmueble. Para ellos tenía claves provistas por efectivos de las fuerzas de seguridad federales, entre ellos directivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la más cercana a La Cámpora. Y su trabajo lo hacía con un software de uso militar al que no tienen acceso los periodistas.

La estrategia del fiscal Pollicita en esta compleja causa consiste en lograr procesamientos rápidos y subir lo más rápido posible la causa a juicio oral, como hizo antes con Vialidad y Hotesur. Todo con un claro esfuerzo para preservar la cadena de custodia sobre los dispositivos electrónicos secuestrados. Y para ello pidió colaboración a la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal del Ministerio Público Fiscal (DATIP)y al Grupo Criminalística y Estudios Forenses de la Gendarmería. Esta última usa un software llamado Cellebrite Pathfinder para hacer filtrado y análisis de miles de datos.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas