8.8 C
Venado Tuerto
martes, mayo 28, 2024

Escándalo sexual en una cárcel de Bélgica: los guardias hacían orgías cuando terminaba su turno

  • Los pormenores de un tema que implicó a la Justicia del país.

Bélgica está sumida en un escándalo de lo más insólito: un grupo de guardias de seguridad y empleados de su cárcel más grande están siendo investigados por mantener orgías dentro de la prisión durante y al finalizar su horario de trabajo.

Al parecer, todo habría empezado con una empleada ninfómana que aseguraba que no podía trabajar si no tenía relaciones sexuales con alguien.

Una fuente anónima que habló con Daily Star dijo que a partir de las 6 de la mañana, una mujer identificada como “S” les hacía saber a sus compañeros que no podía seguir con sus tareas si no tenía sexo en ese mismísimo momento.

Lo más revelador de la declaración que hizo la fuente fue que, supuestamente, un alto funcionario de la cárcel le habría permitido a “S” usar su oficina para tener relaciones con sus compañeros.

El frente de la prisión de Lantin. Foto: Google MapsEl frente de la prisión de Lantin. Foto: Google Maps

El medio belga Sudinfo publicó un informe en el que describe que la mayoría de las escenas se habrían desarrollado en el jacuzzi de un empleado identificado como “P”.

Los 10 implicados en la causa intercambiaban pulseras de colores para saber quién debía tener sexo con quién. Dejaban que el azar eligiera las parejas.

¿Cómo llegó “S” a la cárcel de Lantin?

“S” comenzó a visitar Lantin porque su hermano estaba encerrado allí por asesinato.

La mujer iba a todos los días a visitarlo y se mostraba muy amigable con las familias de los otros detenidos, pero muy “arrogante y altiva” con los vigilantes de las salas de visitas.

Una de las empleadas implicadas.Una de las empleadas implicadas.

La fuente que brindó la información afirma haberse sentido sorprendida/o cuando vio que “S” ingresó a trabajar a la cárcel. “Paso de la noche a la mañana al funcionario de prisión”, dijo.

Desde ese momento, su hermano fue trasladado a la prisión de Huy, un recinto que está bastante cerca de Lantin..

Cómo acabó todo

Por un lado, a “P”, el dueño del jacuzzi, se le prohibió ingresar al ala de mujeres de la prisión, ya que también fue acusado de tener sexo con reclusas.

“S” fue transferida al sector de mujeres con el objetivo de que intente “calmar sus impulsos sexuales”.

La investigación en curso intenta comprobar si las acusaciones contra los 10 empleados/guardias son plausibles.

La semana pasada, el Departamento de Justicia del Servicio Público Federal de Bélgica había dicho al Daily Star que “el lunes por la mañana los medios de comunicación nos informaron que había un problema en la prisión.

Además le pidió al gobernador de la prisión local “que hiciera una investigación interna. Esto está sucediendo en este momento y existe la posibilidad de que se tomen medidas disciplinarias”.

Lantin es una prisión de mínima seguridad que alberga tanto a hombres como a mujeres. Ellos mismos afirman que son el establecimiento más grande del país.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas