5.4 C
Venado Tuerto
viernes, julio 12, 2024

Elecciones en Gran Bretaña: aplastante victoria del laborista Keir Starmer para poner fin a 14 años de gobiernos conservadores

Es según una boca de urna de Sky News y obtendría 410 bancas, muy por encima de las 137 que obtendrían los conservadores. El nuevo primer ministro conducirá el gobierno por al menos cinco años.

Asumirá este viernes, tras una entrevista con el rey Charles III, que le pedirá formar gobierno.

Ganó el laborismo ampliamente en Gran Bretaña y los sondeos no se equivocaron. Las primeras proyecciones, ni bien cerraron las urnas en el reino, dan a los laboristas 410 parlamentarios, a los conservadores 137, a Uk Reform 13 y a los liberales demócratas 61 bancas. Los resultados definitivos recién se conocerán a lo largo de la madrugada.

Si se confirman estos resultados, Keir Starmer se convertirá el viernes en el primer ministro británico tras 14 años de Gobierno conservador, con una cómoda mayoría, que sin embargo quedará algo por debajo de la histórica de Tony Blair en 1997, cuando los laborista obtuvieron 418 escaños.

Una verdadera victoria tras 14 años en el poder “tory”. El primer ministro conservador Rishi Sunak aparentemente podría conservar su banca en Richmond. Pero con solo 137 bancas, los tories implosionaron, divididos por una ultraderecha que condicionó al primer ministro en su campaña

El nuevo primer ministro laborista Sir Keir Starmer conducirá el gobierno por al menos cinco años, tras cinco premier conservadores consecutivos. Asumirá este viernes, tras una entrevista con el rey Charles III, que le pedirá formar gobierno.

Una encuesta final de You Gov predijo anoche que los laboristas estaban en camino de obtener la mayor mayoría desde 1832 y que los conservadores se enfrentaban a una dura derrota.Todo se cumplió.

El conservador primer ministro Rishi Sunak fue ampliamente derrotado. Nadie sabe si permanecerá en Gran Bretaña o regresará a California, donde vivía antes de dedicarse a la política, y manejaba los billones de dólares de él y su esposa.

Los liberales demócratas consiguieron hacer una buena campaña con el que “Haga lo que nunca hizo”, con mucho humor. Obtuvieron 61 escaños. Lograron reconstruir sus apoyos, después que fueron destruidos en el 2015 después de sus cinco años de coalición con los conservadores en el gobierno.

Nigel Farage, el populista líder de Reform Uk, finalmente ganó en su octavo intento de ser diputado en la Cámara de los Comunes. Consiguió 13 bancas en el partido que el lidera. Se convirtió en el cuarto partido del país.

Un día antes de la elección, Farage encabezó una manifestación en el centro de Clacton, con cánticos de “queremos recuperar nuestro país”. Buscaba una vez más hacer de la inmigración la pieza central de su campaña.

No volverá a Europa

La migración y el costo de vida se convirtieron en los temas centrales de la campaña, en el país que votó el Brexit y se divorció de Europa. El Brexit fue el tabú de todo el debate electoral porque el laborismo debía reconquistar a los electores, que se habían alejado del partido y apoyado a los conservadores, porque rechazaban Europa.

El nuevo primer ministro Keir Starmer ha insistido en que el Reino Unido no se reincorporará ni a la UE, ni al mercado único ni a la unión aduanera durante su vida en Downing St. Es su promesa más firme hasta el momento de que el Partido Laborista no buscará relaciones mucho más estrechas con Europa mientras sea primer ministro.

El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer, habla en el escenario durante el lanzamiento del manifiesto electoral general del Partido Laborista de 2024 en Manchester. APEl líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer, habla en el escenario durante el lanzamiento del manifiesto electoral general del Partido Laborista de 2024 en Manchester. AP

El líder laborista dijo a los periodistas el miércoles que no creía que Gran Bretaña regresaría a ninguno de los tres bloques mientras él estuviera vivo. Prácticamente descartó volver a unirse, incluso si gana un segundo mandato.

Starmer ha evitado en gran medida hablar de las relaciones con la UE durante la campaña. El Partido Laborista busca evitar los errores que cometió en 2019, cuando alienó a los votantes que abandonaban la UE prometiendo un segundo referéndum.

Algunos han sugerido que esta renuencia a hablar sobre el tema enmascara un deseo de buscar el reingreso a la unión aduanera o al mercado único durante un segundo mandato laborista. Algo que otras figuras importantes del partido no han descartado. Starmer insistió el miércoles que no sería así.

Cuando se le preguntó si veía alguna circunstancia en la que el Reino Unido se reincorporara al mercado único o a la unión aduanera durante su vida, Starmer dijo: “No. No creo que eso vaya a suceder. He sido muy claro en cuanto a no volver a unirme a la UE, al mercado único o a la unión aduanera, o permitir volver a la libertad de movimiento”.

Reiteró, sin embargo, su opinión de que el Partido Laborista podría lograr mejores acuerdos comerciales con la UE en determinadas industrias. “Creo que podríamos conseguir un acuerdo mejor que el acuerdo fallido que conseguimos con Boris Johnson en el frente comercial, en investigación y desarrollo y en seguridad”, dijo Starmer.

En los últimos días, el líder laborista comenzó a hablar más libremente sobre lo que haría su partido en el poder, cuando las encuestas sugerían que se encaminaba hacia una victoria aplastante. También dijo el miércoles que buscaría ampliar el calendario parlamentario inmediatamente después de las elecciones, para dejar más tiempo para legislar antes del verano.

El ex canciller laborista David Milliband regresó de su autoexilio americano para hacer campaña. Ha sido criticado por publicar una foto de su boleta de voto en las redes sociales. El exsecretario de Asuntos Exteriores compartió una foto de su voto por Sir Keir Starmer con la leyenda: “Orgulloso de haber podido votar por el próximo primer ministro. Ya es hora de cambiar”.

Después de que los usuarios de las redes sociales llamaran la atención de la Comisión Electoral sobre la publicación, un portavoz de la comisión dijo: “No está permitido tomar fotografías dentro del colegio electoral, ya que podría poner en riesgo el secreto de la boleta. Para mantener el secreto de la boleta, desaconsejamos a cualquiera que tome y comparta fotografías de una boleta”.

Los derrotados conservadores

Los conservadores afirmaron que la participación había sido “mayor de lo esperado”. A pesar de las sugerencias de que las predicciones de una cómoda victoria laborista significarían que muchos votantes se quedarían en casa.

Los diputados que perdieron sus bancas son indemnizados en Gran Bretaña. Vaciarán sus oficinas en el Parlamento en los próximos días y semanas.

La Autoridad de Normas Parlamentarias Independientes (IPSA), el organismo responsable de sus gastos, les otorga “pagos de liquidación” únicos. La suma equivale a cuatro meses de salario, menos impuestos y cotizaciones al seguro nacional, lo que equivale aproximadamente a 21.000 libras esterlinas.

El primer ministro británico, Rishi Sunak durante un evento de campaña electoral. Foto AP El primer ministro británico, Rishi Sunak durante un evento de campaña electoral. Foto AP

Los ex diputados también pueden reclamar ciertos gastos durante el período de liquidación, incluido el alquiler de la oficina.

Los ministros, cuyo partido pierde el cargo en una elección, reciben una indemnización por despido, equivalente al 25 por ciento de su salario ministerial.

Los británicos juegan a todo .Esta vez la apuesta no es quien va a ser primer ministro sino cuantos bancas perderán los conservadores. En el año 1983, un taxista llevó en un viaje a un joven miembro del parlamento y apostó 10 libras a que un día sería primer ministro. Catorce años después, George Elliot ganó 5000 libras esterlinas, cuando Tony Blair fue elegido primer ministro. El había sido su joven pasajero y flamante legislador.

Aspirantes al liderazgo conservador

Los candidatos electorales han compartido fotografías con sus familias y fuera de casa mientras se realizaba la elección, en un día de sol mayoritariamente en el reino.

La líder de la Cámara de los Comunes, Penny Mordaunt, que aspira al liderazgo conservador, compartió una foto junto a su padre. El ministro de defensa Grant Shapps, otro potencial líder conservador, se detuvo para tomar una foto con miembros de su familia.Pero ambos pueden perder la banca.

La empresa de sondeos YouGov predijo que 16 ministros del gabinete perderían sus escaños, potencialmente dándole a Starmer la mayor mayoría para cualquier partido desde 1832.

El rey Charles y la reina permanecieron en su castillo de Edimburgo porque no votan. Pero regresaron por la noche para asistir al ballet de la designación del nuevo primer ministro el viernes por la mañana, en el palacio de Buckingham.

En un acto de campaña en Escocia, que fue uno de los campos de batalla clave el jueves, Starmer dijo a sus activistas que estaban “en los últimos metros hacia el comienzo de un día histórico”. Los independentistas reconocieron que ganaría el laborismo .

“Esta es una gran nación, con un potencial ilimitado. El pueblo británico merece un gobierno que esté a la altura de sus ambiciones. Hoy tenemos la oportunidad de comenzar el trabajo de reconstruir Gran Bretaña con el Partido Laborista” dijo Sir Keir Starmer al finalizar su campaña electoral.

PB

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas