24.3 C
Venado Tuerto
jueves, febrero 22, 2024

“El tipo está bien muerto”: la brutal confesión del asesino de “Mandarina”

  • Víctor Mauricio Tamagnon cayó tras más de cuatro años prófugo por el crimen en el barrio Samoré, de Villa Lugano.

Apenas vio a los detectives de Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA), el prófugo supo de su final. Lo buscaban desde hacía más de cuatro años por un brutal crimen en el barrio Samoré, de Villa Lugano, cometido por tres hermanos. Entonces, Víctor Mauricio Tamagnon (40) lanzó: “El tipo está bien muerto, no me arrepiento“.

El sospechoso fue más allá en sus dichos, que no tienen validez legal porque deben ser refrendados en sede judicial: “Si tuviera que volver a hacerlo, lo haría. Ese se hacía el malo con todos y yo me re paraba de manos“.

A “Mauri” lo acusan de matar a golpes y con una cadena metálica a David Claudio “Mandarina” Cequeira, de 48 años, cerca del mediodía del 21 de septiembre de 2019. Junto al agresor estaban sus dos hermanos, Facundo y Horacio, todos con antecedentes penales.

Los Tamagnon atacaron a “Mandarina”, que había estado preso en el ámbito del Servicio Penitenciario Federal (SPF), y a otro hombre que estaba con él, identificado como Helvio Ramón Giménez, por entonces de 45 años.

La peor parte de la llevó Cequeira, al que según los investigadores “Mauri” golpeó ferozmente con una cadena metálica, aun cuando ya estaba desvanecido en el piso. Al intervenir la Policía de la Ciudad, ya era tarde. El mayor de los hermanos Tamagnon fue detenido ahí mismo y los otros dos se escaparon.

“Mandarina” murió tres días después en el Hospital Álvarez. Presentaba múltiples fracturas en el brazo derecho y hemorragias internas. Giménez tuvo mejor suerte y pudo recuperarse.

Otro crimen el barrio Samoré

Todo sucedió a metros de la avenida Castañares, en un pasillo ubicado entre las torres 4 y 5 del barrio Samoré, el mismo donde el cantante Cristian “Pity” Álvarez mató a balazos a Cristian Maximiliano “Gringo” Díaz (36) la madrugada del jueves 12 de julio de 2018, en el playón de acceso a la torre 12 “B”.

Allí, “Mauri”, que practicaba artes marciales, era un conocido matón del vecindario. Solía resolver los conflictos con violencia, siempre junto a sus hermanos.

El barrio Cardenal Samoré, en Villa Lugano.El barrio Cardenal Samoré, en Villa Lugano.

Tras el homicidio de “Mandarina”, abandonó el barrio y empezó una nueva vida en una zona rural del norte de la provincia de Buenos Aires, donde se desempeñaba como peón con una identidad falsa. Sin embargo, como extrañaba mucho a sus dos hijos, alquiló una casa en Lomas del Mirador, partido de La Matanza.

Entre sus antecedentes, figuran causas por “amenazas coactivas, lesiones y tenencia ilegal de arma de guerra“, ya que había intentado apoderarse ilegítimamente de un departamento defraudando a su dueño mediante la realización de trámites irregulares en el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC).

Por este caso permaneció detenido algunos días y recibió una condena de dos años y medio de prisión.

También tiene expedientes por “infracción a la ley de drogas, delitos contra la propiedad y tenencia ilegal de arma de fuego“.

Víctor Mauricio Tamagnon, acusado de un crimen en el barrio Samoré, de Villa Lugano. Estuvo más de cuatro años prófugo y lo detuvo la Policía Federal.Víctor Mauricio Tamagnon, acusado de un crimen en el barrio Samoré, de Villa Lugano. Estuvo más de cuatro años prófugo y lo detuvo la Policía Federal.

Su hermano mayor, Facundo (41), fue condenado a 10 años de cárcel por el homicidio, que es investigado por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 60, a cargo de Luis Alberto Schelgel, y cumplió la misma pena por el intento de asesinato de un policía.

Ahora resta que encuentren al menor de los hermanos Tamagnon, Horacio (38).

EMJ

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas