20.4 C
Venado Tuerto
lunes, febrero 26, 2024

El dólar blue baja a $ 920: ¿hay margen para que siga cayendo?

  • Está 50 pesos más barato que el lunes.

En solo ocho días, el dólar blue retrocedió 280 pesos. Este martes cae a $ 920, y así está 50 pesos por debajo del cierre del lunes.

Después de las elecciones del 22 de noviembre el mercado fue dejando atrás la dolarización de carteras que había abrazado con pasión en las semanas previas a los comicios.

En rigor, el informal dio un salto marcado desde las PASO del 13 de agosto con la inesperada victoria de Javier Milei, que le daba alas a su proyecto dolarizador. Antes de esa votación cotizaba a $ 605 y el miércoles siguiente llegó a hacer un primer pico de $ 780.

Desde allí fue mostrando períodos de calma, especialmente en septiembre, cuando la puesta en marcha de una nueva edición del dólar soja, el tipo de cambio diferenciado para las liquidaciones del agro, aceitó el ingreso de divisas y con esta suba de la oferta acható los precios.

Recién en el comienzo de octubre el blue cruzaría la barrera de los $ 810, en un raid que parecía imparable en medio de las exhortaciones de Milei, hasta entonces el candidato mejor posicionado, a huir del peso. Así tocó los $ 1.200 el viernes 20 de octubre en medio de fuertes operativos de la Aduana y la Afip para controlar a las cuevas financieras y espantar a los arbolitos de la city porteña.

Con la sorpresa de las elecciones del 22, con Sergio Massa ganando con seis puntos de ventaja sobre Milei, el mercado se aquietó porque entendió que ya no había chances de avanzar a una dolarización y que al mismo tiempo la devaluación esperada se postergaría por unas semanas.

Desde entonces el blue empezó a bajar, aunque no lo hizo a un ritmo tan rápido como el de los dólares financieros. El contado con liqui, la vía dolarizadora que usan las empresas, pasó de $ 1110 antes de las elecciones a $ 864 este martes.

En cuando al dólar MEP, la baja con fue tan marcada, aunque retrocedió de $ 899 a $ 854 este mes.

La baja de los dólares financieros se relaciona con el freno a la urgencia dolarizadora de carteras, pero también con mayores restricciones que aplicó el gobierno en la operación del contado con liqui. Y además hay un incremento de la oferta porque hace una semana Sergio Massa habilitó a todos los exportadores, sin importar el rubro, a que liquiden el 30% de sus dólares al precio del contado con liqui, lo que eleva la oferta.

¿Seguirá bajando?

Con los dólares financieros en torno a los $ 850, el blue quedó caro en $ 980/990, las cotizaciones en las que movió hasta el lunes. Sucede que el MEP y el contado con liqui, donde se mueven volúmenes mucho más grandes que en el informal, son los que funcionan como referencia para el blue.

Para los analistas, el blue se mantiene un par de escalones más arriba que los financieros porque en medio de los controles hay menos oferta. Pero con el correr de los días, el mercado se va reacomodando y va encontrando nuevas formas para eludir las restricciones.

Desde esta óptica, el blue podría bajar un poco más, aunque a poco más de dos semanas de la segunda vuelta ven pocas chances de que perfore el piso de $ 900.

Pese a que hay menos posibilidades de un salto devaluatorio brusco, los inversores siguen viendo un dólar más alto en los próximos meses. Esta creencia se refuerza al ver que el Banco Central no logra incrementar las reservas, que se mantienen en torno a los US$ 24.000 millones.

Los operadores se inquietan por la falta de reacción de las reservas ni siquiera aprovechando esta nueva etapa de tipo de cambio diferencial para las exportaciones”, señala el economista Gustavo Ber.

“Aún así, los dólares financieros se presentan calmos – tras la fuerte retracción desde los máximos – mientras los operadores intentan anticipar cual podría ser un pisoposiblemente ya no muy lejano ante la elevada nominalidad y un escenario electoral que anticiparía pronto una renovada mayor cobertura ante la proximidad del balotaje”, remarca.

“Si bien se descartó el escenario de dolarización ante un Milei más moderado y aliado al ala “dura” del PRO, el mercado continúa priceando algún tipo de corrección del dólar oficial tras la segunda vuelta, aun manteniéndose el control de cambios”, apuntan desde Portfolio personal Inversiones (PPI).

Un reajuste del tipo de cambio oficial se tornó prácticamente inevitable tras el 19/11, ya que la estrategia del oficialismo de mantenerlo fijado desde las PASO en un contexto de inflación mensual de dos dígitos llevó a una abrupta apreciación artificial del peso”, indican

No descartamos que, a medida que nos acercamos al ballotage, la búsqueda de cobertura vuelva a acentuarse“, marca PPI.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas