17.7 C
Venado Tuerto
jueves, mayo 30, 2024

Dengue recargado: crece la amenaza por mosquitos que transmiten dos cepas a la vez

  • Se registró en el país la primera muerte de una persona infectada con dos serotipos al mismo tiempo.

En la última semana epidemiológica relevada, la número 15 del año, se informó sobre un hecho inédito hasta ahora en el país: se produjo la primera muerte por coinfección de serotipos de dengue. Está estudiado que esa combinación vuelve los cuadros más virulentos.

El hecho ocurre cuando la curva de casos en la zona central del país (que aporta 6 de cada 10 contagios a la cuenta nacional) empieza a bajar, aunque en otras regiones de la Argentina volvió a ver un aumento de los contagios, por lo que es difícil afirmar cómo seguirá la evolución de esta epidemia récord.

Según el último parte conocido el domingo, los casos de dengue llegaron a 333.084 y las muertes, a 238. Con respecto a la semana 14, la suba fue de más de 63 mil casos y de 41 nuevos decesos. Según el Ministerio de Salud, la curva en las últimas dos semanas -en el promedio nacional- muestra un descenso.

Mientras eso ocurre, sobre todo en las zonas endémicas crece la amenaza de que el mosquito infectado, al picar, lleve como arsenal no sólo uno de los serotipos que circulan en el país, sino dos. Es el caso de la primera muerte ocurrida en Chaco por la combinación de DEN-1 y DEN-2.

La víctima fue un varón de 37 años. Hasta el momento hubo 155 casos de coinfección. Puede darse porque el mosquito es portador de ambas ‘cepas’ o porque la persona fue picada sucesivamente por un mosquito que le transmitió la primera y luego, por otro que le traspasó la segunda.

Los Aedes aegypti pueden contagiarse con dos serotipos y luego transmitirlo a las personas. Foto: AFPLos Aedes aegypti pueden contagiarse con dos serotipos y luego transmitirlo a las personas. Foto: AFP

Las coinfecciones no son muy habituales, pero han tenido un incremento conforme la epidemia récord fue avanzando. Más casos y más mosquitos se retroalimentan, por lo que un mismo vector puede ser portador de más de un serotipo, o una persona puede ser picada en un breve lapso por dos Aedes aegypti cuya carga viral es diferente en cada caso.

Hay que hacer la salvedad de que en Argentina se tipifica poco qué serotipo de dengue corresponde a los casos registrados. Menos de la mitad de los 333 mil casos informados hasta ahora fueron confirmados por laboratorio, en gran medida por falta de insumos. De esa mitad confirmada por laboratorio, sólo del 4 por ciento se conoce el serotipo.

No es mucho, pero es algo. La muestra permite tener una idea del escenario epidemiológico que se transita y las coinfecciones son un elemento más de ese escenario. Eso que en Argentina hoy es una novedad, en otros países endémicos es moneda corriente, al punto de que ya han hecho investigaciones que miden el impacto sanitario del “doble disparo”.

El impacto de las coinfecciones

Uno de esos países que estudió el tema es Malasia. Según un trabajo publicado en BMC Infectious Disease, del British Medical Journal, citado en el sitio Infomed, “los individuos con coinfecciones tuvieron, en general, una enfermedad más grave: los síntomas de alarma fueron 3,14 veces más frecuentes, así como el derrame pleural, hasta 12 veces más frecuente, comparado con las monoinfecciones”.

Otros síntomas: “La plaquetopenia severa (menos de 50 mil paquetas por milímetro cúbico) y mayores valores de creatinina también fueron más frecuentes en estos pacientes”. En cambio, “la diarrea y las mialgias fueron más frecuentes en los individuos infectados por un solo serotipo de dengue, que en los coinfectados”.

Las coinfecciones se vieron en el mundo, en general, con la combinación de DEN-1 y DEN-2, los serotipos predominantes actualmente en la epidemia argentina (42,7 y 57,1 por ciento respectivamente). El DEN-3 tiene una participación marginal (0,10 por ciento), mientras que del DEN-4 no se han reportado casos.

Esta amenaza creciente en el país, aunque todavía menor, se da cuando la cantidad de casos empieza a ceder en algunas provincias, aunque en otras ha vuelto a crecer. Al analizar zona por zona, el Boletín Epidemiológico Nacional comunicó lo siguiente:

-Región del NEA: descenso de casos desde la semana 4/24 hasta la última semana analizada. Se destaca la continuidad de casos durante toda la temporada y el ascenso temprano, a partir de la semana 40/2023. Pico en la semana 4/24. Las cuatro provincias (Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones) presentan un número de casos sostenido con tendencia al descenso.

-Región Centro: se observa una tendencia general al descenso del número de casos, presentando casi todas las provincias que la componen el mismo patrón. Pico en semana 12. Sin embargo, Santa Fe volvió a presentar un aumento de casos en la semana 14 que no supera el pico máximo alcanzado en semana 10.

-Región del NOA: si bien el pico de casos en la región se registró en la semana12, se observa un aumento en el número de casos en la semana 14 respecto a la anterior, a expensas de Jujuy, Salta, La Rioja y Santiago del Estero.

-Región Cuyo: se identifica un pico de casos en semana 14 en las 3 jurisdicciones. Se observa en el gráfico de San Juan un aumento significativo de los casos en la semana 15 que responde a dos fenómenos: por un lado, representa casos correspondientes a semanas epidemiológicas previas con fecha de apertura en semana 15 y, por otro lado, a un aumento real de casos.

-Región Sur: la Pampa es la única provincia con circulación viral de dengue confirmada, presentando un pico de casos en la semana 12 y persistencia de casos hasta la última semana. El resto de las provincias de la región no presentan circulación viral de dengue.

PS

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas