26.5 C
Venado Tuerto
jueves, febrero 29, 2024

Crecida récord del Río de la Plata por la sudestada: llegó a los 3,62 metros de altura e inundó calles en el AMBA

  • Desde la Ciudad confirmaron que es el mayor registro en más de 10 años. Es debido a la llegada de fuertes vientos desde el sudeste.

El Centro de Prevención de Crecidas del Servicio de Hidrografía Naval (SHN) había alertado este lunes sobre una “gran crecida” del Río de la Plata y aconsejó evitar circular por la Costanera porteña. Según registros oficiales, el agua superó la altura de 3,5 metros y generó anegamientos en el AMBA, aunque durante la madrugada de este martes empezó a descender algunos centímetros.

De acuerdo al informe publicado esta mañana por el SHN, a las 22.45 se registró una altura de 3.40 metros en el puerto de La Plata. A la misma hora, en la dársena F del Puerto de Buenos Aires hubo un pico de 3,62 metros. Desde la Ciudad, confirmaron que fue el mayor registro en más de 10 años. De hecho, superó el pico anterior, de 2010, que fue de 3,58 metros. En San Fernando, en tanto, alcanzó los 3,60 metros a la 1 de la mañana de este martes.

Esta mañana, el organismo comunicó el cese de alerta ya que consideró que los cambios en las condiciones hidrometeorológicas ya que no representaban un riesgo de crecida.

Por la crecida de la madrugada, en Ensenada el agua comenzó a ingresar a la ciudad durante la última jornada. En ese contexto, 70 personas fueron evacuadas por precaución de sus domicilios y trasladadas al Polideportivo de la localidad.

Por la noche, distintas calles de los partidos de la Ciudad de Buenos Aires, Tigre, San Fernando, Avellaneda y Quilmes, entre otros, comenzaron a anegarse. Videos con el agua corriendo por los barrios más cercanos al río se hicieron virales rápidamente en las redes sociales.

Más temprano, el Centro de Prevención de Crecidas del Servicio de Hidrografía Naval, dependiente del Ministerio de Defensa nacional, informó que se esperaba que el aumento del caudal podría llegar hasta los dos metros por sobre los valores indicados en las tablas de marea, es decir unos 3,7 metros, un registro que estuvo muy cerca de alcanzar en el puerto porteño.

Calles de la Ciudad de Buenos Aires quedaron anegadas por el desborde del Río de La Plata.Calles de la Ciudad de Buenos Aires quedaron anegadas por el desborde del Río de La Plata.

“Por tal motivo, se recomienda precaución al momento de circular por las calles y avenidas de la zona ribereña como la Costanera, Figueroa Alcorta y la Avenida del Libertador, donde se podrían producir anegamientos”, rezó el comunicado.

Y continuó: “Se espera que el río tenga una de las crecidas más importante en años“.

El alerta del organismo estatal también había advertido sobre posibles anegamientos, “ya que a partir de los 2,50 metros puede empezar a haber agua en las calles“.

Las causas, se explicó, estuvieron vinculadas a la espera de vientos provenientes del sudeste, que según el Servicio Meteorológico Nacional, serían superiores a los 50 kilómetros por hora.

Según informó Fabián Cagliardi, intendente de Berisso, el “Río de La Plata alcanzó el nivel máximo a las 22.00 hs con una marca de 3,40 metros“, mientras que “empezó a descender a la medianoche“.

La Ciudad, en tanto, desplegó un operativo especial por la crecida del Río de la Plata mientras continuaban los trabajos para despejar las calles de árboles, ramas y cables caídos por el temporal. “Durante la noche 105 agentes y especialistas del Ministerio de Espacio Público monitorearon la crecida y se sumaron operativos de Bomberos y Defensa Civil en 18 puntos de la Ciudad. Se produjeron leves anegamientos sobre la avenida Libertador, Dorrego, y túneles y sólo hubo seis reportes de vecinos en las líneas de emergencias de la Ciudad. A partir de las 0.10 el Río empezó a bajar”, detallaron fuentes porteñas.

La crecida en diferentes puntos del Conurbano

En Ensenada, por caso, la sudestada comenzaba en la noche de este lunes a agitar las aguas ribereñas. Por esa razón, ese municipio comunicó, como medida preventiva, que “junto a Bomberos y Policía, lleva adelante un operativo de contención en Punta Lara y zonas aledañas a arroyos de la ciudad”.

“Se recorren las zonas atentos a las contingencias que se produzcan como consecuencia de la inclemencia climática”, advirtieron en un comunicado. Allí, para las 22, se esperaba una crecida de hasta 3.5 metros.

La situación se agravó pasada esa hora y desde la municipalidad confirmaron que procedió a evacuaciones. “Se han evacuado a algunas familias de la zona, quienes se encuentran en el Polideportivo de Punta Lara”, consignaron en un reporte de estado de situación ante la emergencia.

La ribera de Quilmes, afectada este lunes por la crecida del Río de la Plata.La ribera de Quilmes, afectada este lunes por la crecida del Río de la Plata.

Las alertas de crecidas llegan un día después de que un fuerte temporal azotara la región del AMBA y dejara, además de graves destrozos, 13 muertos en la ciudad de Bahía Blanca y otros dos en la región bonaerense.

El gobierno de la Ciudad, por su parte, informó que, bajo la supervisión de Jorge Macri, más de 2.500 operarios trabajaron para liberar 150 de las 300 calles que se vieron afectadas e interrumpidas por la caída de ramas y árboles durante el temporal que afectó al AMBA.

“Entre las 14 horas del domingo y las 14 de este lunes ya se descargaron 50.000 kilos de restos de árboles en el Centro de Reciclaje”, reporta un informe presentado por las autoridades de la Ciudad.

Mientras las labores aún se llevan a cabo, se solicitó “precaución” al circular “debido a que aún quedan calles cortadas, ramas y grupos de operarios con maquinaria y vehículos trabajando para restablecer el orden en los diferentes barrios”.

Desde este domingo, además, hay 15 cuadrillas de mantenimiento urbano e higiene, una por comuna, recorriendo toda la Ciudad. El despeje total de todas las cuadras afectadas llevará una semana de operaciones, reportó el Gobierno porteño.

En lo que respecta al espacio público, durante las últimas 24 horas la Ciudad drenó normalmente y se está recorriendo para seguir despejando las bocas de tormenta tapadas por ramas u otros residuos.

El fenómeno provocó además escenas de riesgo en eventos multitudinarios, la cancelación de más de 100 vuelos, bloqueo de vías de trenes por árboles caídos y hasta aeronaves dadas vuelta en algunos aeródromos y otras, de línea, que fueron movidas por el viento.

DS/D:D.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas