14.9 C
Venado Tuerto
miércoles, abril 17, 2024

Ciudadanía italiana: crecen los juicios por falta de turnos en el consulado y cómo iniciar una demanda

  • El trámite lo lleva adelante en Italia un abogado apoderado.

En Argentina quienes son descendientes de italianos tienen cuatro vías para tramitar esa ciudadanía europea. Son excluyentes entre sí y no siempre dependen de la mera elección. Todas exigen armarse de paciencia. Y euros.

El camino del trámite, sea por vía administrativa o por vía judicial, lo marcarán los documentos que acrediten, de una manera u otra, el derecho de sangre italiana (ius sanguinis) para obtenerla. Esa es la famosa carpeta que hay que armar.

Pero en nuestro país hasta el más “sencillo” de los caminos, que es cuando el trámite se realiza de forma administrativa en los consulados locales, resulta tortuoso.

El problema es la imposibilidad de conseguir el turno consular que da inicio al proceso. La demanda de descendientes que la quieren para irse del país avanza al ritmo de la crisis económica y, en algunos casos, de los resultados electorales. Así, la situación de los turnos empeoró.

Entro a sacar el turno, me envían un código por mail, lo cargo y luego no me llega más nada. ¿Alguna magia para lograr sacar turno?”, dice Caro G.. “Intento todos los días en diferente horario y me aparece que están todas las plazas ocupadas”, dice Laura. “¿Cuándo van a liberar los turnos?”, consulta Pedro.

Estas son las dudas más frecuentes en los grupos de Facebook donde se comparten experiencias con el portal de turnos Prenot@mi.

Pese a las quejas de los descendientes que agrupados reclaman que se garantice el acceso a esas citas, no hay novedades y crecen en el país los juicios por falta de turnos.

Por la falta de cupos y la sobrecarga de carpetas, el freno no es sólo para tramitar la ciudadanía por reconstrucción (es cuando hay que probar la línea de descendencia con un familiar italiano), sino que, en menor medida, incluso hasta cuesta conseguir turno cuando es por hijo directo.

Aclaración: no se abrió “una nueva ventana” para obtener la ciudadanía italiana (a diferencia de lo que pasó con la española, con la Ley de Nietos). Esta variante de la vía judicial ya existía.

“Pero a raíz de que más gente se quiere ir del país, y que la falta de turnos es todavía peor, esta otra posibilidad tomó repercusión en las redes, se viralizó en el último año“, dice a Clarín Sebatián Polliotto, conocido como el influencer cordobés de la ciudadanía italiana, con casi 80 mil seguidores en @1000cosasinteresantes, su cuenta de Instagram.

“Más del 50% de las solicitudes que iniciamos este año (NdR: con su equipo legal) son juicios por falta de turnos“, marca.

“Desde que empezamos a hacerlos, en 2017, vamos más de 300 juicios sólo por este tema. Si cuento en detalle, deben ser cerca de 500”, describe.

El juicio, otro camino hacia la ciudadanía italiana

Polliotto define a los juicios por demora consular como una “muy buena oportunidad” para hacerse de la tan codiciada (y cotizada) ciudadanía italiana.

Hacés la carpeta de la misma manera que si vinieras a tramitar la ciudadanía en Italia, pero sin tener que viajar. Un abogado está por vos. También es la misma que armás cuando hacés el juicio por vía materna (cuando el hijo o la hija de la primera mujer dentro de la línea de descendencia nació antes del 1° de enero de 1948)”, cuenta.

Estar en Italia no acelera el proceso. Alcanza con firmar (de forma digital) un poder al estudio de abogados que oficiará en Italia, ya que su presencia será obligatoria. Este juicio se inicia únicamente ante el tribunal italiano competente a la comuna donde nació el AVO (el italiano que emigró a la Argentina y transmitirá el derecho de sangre).

De hecho, en estos meses cree que tuvo más clientes para estos juicios que los argentinos que viajaron a Italia y lo contactaron para iniciar el proceso vía administrativa.

Qué documentos presentar para iniciar el juicio para la ciudadanía italiana

¿Qué se debe presentar para iniciar un juicio? Los documentos que certifiquen la línea de descendencia con el AVO.

El acta de nacimiento del italiano que permitirá, sin saltos generacionales (sin que se haya naturalizado argentino), pasar la ciudadanía (acta original, más legalización, más apostilla, traducción, sello de conformidad del Consulado Italiano o doble apostilla o traducción y asseverazione en Italia) y el acta de la Cámara Nacional Electoral (CNE) de no naturalización.

Si se naturalizó, el certificado que demuestre que lo hizo luego de tener hijos, por lo que no se cortó la sangre italiana. Si lo hizo antes, no se puede obtener la ciudadanía.

Además, la partida de nacimiento del solicitante de la ciudadanía (de matrimonio y de divorcio si corresponde) y las de todos los familiares que se sumen a esa carpeta. Del juicio pueden participar todas las personas de la línea de descendencia que quieran, no hay límites.

Cuánto cuesta y cuánto demora un juicio para conseguir la ciudadanía italiana

En cuanto al costo de un juicio por falta de turnos, varían según el estudio de abogados. El promedio, para dos personas, es de € 2.715.

De ganar el jucio, se les otorga la ciudadanía a todos al mismo tiempo, lo que economiza los gastos de gestoría y abogados en Italia.

Si bien estos juicios por demora consular tardan de 8 a 18 meses en resolverse, “en ese tiempo la gente sigue en Argentina, sigue trabajando y ahorrando plata que gastaría en pasaje, alquiler y comida en Italia durante 4 o 6 meses. Cuando el juicio sale, se vienen para acá”, dice Polliotto, desde Roma.

Este acceso restringido a turnos en consulados se repite en toda Latinoamérica. En Argentina es peor.

El codiciado pasaporte italiano. Para obtenerlo, el primer paso es conseguir la ciudadanía. Foto ArchivoEl codiciado pasaporte italiano. Para obtenerlo, el primer paso es conseguir la ciudadanía. Foto Archivo

¿Qué nivel de éxito tienen estos juicios? “La ciudadanía italiana por descendencia es un derecho (de sangre). Con lo cual, el juicio siempre se gana si la carpeta está bien, sin ningún error”, insiste.

Es importantísimo controlar bien las fechas, las edades, lugares de nacimiento, nombres, que no falte ningún documento que acredite esa descendencia, sin saltos generacionales.

Aunque en la circular oficial sobre este tema no se soliciten las actas de defunción, no está de más sumarlas a la carpeta, para anticiparse a un eventual pedido.

“Si todo está correcto, te dan la ciudadanía sí o sí”, remarca el cordobés que hace 17 años que se dedica a asesoras a compatriotas a obtener la ciudadanía.

Dentro de estos juicios por falta de turnos están quienes tienen el turno, pero dentro de más de un año. Y tienen cierta premura por cuestiones laborales o de otra índole.

En ese caso, la prueba a presentar es la constancia de asignación del turno.

Historias de los que fueron a juicio para conseguir la ciudadanía italiana

Claro está que son muchísimos más quienes inician el juicio porque nunca pudieron tener la fecha para presentar la carpeta.

Uno de estos casos es el de Fabiana Grillo: hace al menos dos años que intenta, sin éxito, conseguir un turno en el Consulado de Rosario. Ella quiere emigrar, pero todavía no tiene definido a dónde. “Es una decisión importante que no hay que tomar a la ligera. Seguramente elija alguna ciudad que tenga buena oferta de empleo. La idea es comenzar lo antes posible con el trámite mientras continúo en la búsqueda”, cuenta.

Fabiana Grillo hace dos años que intenta conseguir turno en el Consulado italiano de Rosario.Fabiana Grillo hace dos años que intenta conseguir turno en el Consulado italiano de Rosario.

Más tiempo de espera lleva Manuela Almada: desde 2016. “Empecé el juicio porque me cansé de no conseguir turno a través del Consulado. No pude ni con el sistema anterior ni tampoco ahora por el nuevo Prenot@mi. El sistema no está bien hecho, es muy difícil acceder a los turnos debido a toda la cantidad de gente que lo solicita al mismo tiempo. Y además, en el caso del turno por reconstrucción, no está separado el de quienes ya tenemos carpetas ingresadas como en mi caso, de las personas que presentan su carpeta desde cero”, explica.

A Manuela le corresponde por su domicilio el Consulado de La Plata. Pero a Lucas Duarte, que le toca el de Capital Federal, le pasa lo mismo. Desde que formaron una familia con su esposa Laura, siempre tuvieron el objetivo de vivir en Italia. “Tiene mucho significado para mi esposa ya que es el país donde nació su nonna, a quien amó siempre”, dice.

Después de tres años aplicando todos los tips para conseguir el bendito turno y turnándose para tener más intentos, y sin el dinero para viajar a tramitar la ciudadanía allá, decidieron ir por el juicio. “Nos enteramos por las redes sociales de la posibilidad del juicio por falta de turnos, y fue donde se nos abrió una ventana de esperanza. Al principio nos generaba desconfianza, pero después buscar info por todos lados, apostamos todo en lo que parece la última alternativa”.

Cómo probar la falta de turnos para sacar la ciudadanía italiana

Hay diferentes maneras de probar la falta de turnos y cada abogado tiene diferentes estrategias para demostrar ese delay ante la Justicia italiana.

Una habitual es presentar entre 3 y 5 capturas de pantalla que, con su debida fecha visible, demuestren que no fue posible sacar el turno desde hace más de 6 meses.

Manuela Almada trata de conseguir turno sin éxito desde 2016.Manuela Almada trata de conseguir turno sin éxito desde 2016.

“También sirven las que muestren que quisiste entrar a la página y estaba caída. Otros personas mandan una carta documento al Consulado argentino diciendo todos los intentos que tuvieron para sacarlo. Eso sirve como prueba“, dice.

¿De qué dependen los tiempos de resolución del juicio? Técnicamente, son días hasta que se inicia el trámite, semanas hasta que se asigna el juez y pocos meses hasta tener la fecha para que dicho juez evalúe el caso.

Pero la realidad es que los tiempos dependen de la comuna donde se presente el expediente.

Hasta junio del año pasado, todos los juicios (inclusive los que se inician para conseguirla por vía materna), conducían a Roma. Ahora se presentan en el tribunal de la comuna donde nació el AVO. Esto suma cierta agilidad.

“Ahí dependerá de la experiencia que tenga ese tribunal en ciudadanías, de la cantidad de actas en proceso, y también de las fechas de presentación. Si se presenta hoy en Génova y no había nadie más presentándolo, va a ser más rápido. Pero si se presentaron 20 o 30 expedientes juntos, puede demorarse”.

A diferencia del juicio por via materna, al que se dio lugar como una medida de igualdad, para que las mujeres puedan transmitir la ciudadanía al igual que los hombres, la Corte Suprema de Italia no se expidió aún al respecto a los juicios por falta de turno. La jurisprudencia a tomar o no por los tribunales de las comunas será la que tuvo lugar en el Tribunal Civil de Roma.

Qué hacer después de ganar el juicio por la ciudadanía italiana

Ganar el juicio es que digan: ‘Usted es italiano‘. Hay que esperar 180 días, hasta que la sentencia quede firme, y el trámite continúa.

El siguiente paso es la transcripción del acta, es decir, de la ciudadanía reconocida por el Tribunal (otro servicio que puede hacer el estudio de abogados que representa al solicitante argentino en Italia).

El último: la persona (no su representante) debe inscribirse al Registro de italianos residentes en el extranjero (A.I.R.E.), a través del portal de gestiones consulares Fast It, en el consulado que le corresponda (de acuerdo a la residencia en Argentina). Esto tarda de 2 a 8 meses.

Ahí recién se saca un turno para obtener el passaporto rosso (pasaporte rojo). Otra instancia que requerirá paciencia, aunque no tanta como al inicio.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas