18.8 C
Venado Tuerto
martes, marzo 5, 2024

Caso Lucio Dupuy: el decisivo careo entre el abuelo del nene y su abogada para saber si una jueza falló bien

  • Este martes sigue el jury contra la magistrada de familia Ana Clara Pérez Ballester y la asesora de Familia Elisa Catán por mal desempeño.

Ramón Dupuy, abuelo de Lucio, junto a mujer Silvia, el lunes en Aeroparque, rumbo a La Pampa. “Confío en la fuerza que me manda mi nietito para que se destituya a la jueza Ballester.

Este martes es la quinta y última audiencia del jury contra la jueza Ana Clara Pérez Ballester y la asesora de Familia Elisa Catán por su desempeño en la causa por la tenencia de Lucio Dupuy, el nene de 5 años asesinado en 2021 por su madre y su pareja. La jornada arranca con un careo entre Ramón Dupuy (57), abuelo del nene, y su abogada Adriana Mascaró por advertirse “ciertas contradicciones” en sus declaraciones. El viernes se conoce el veredicto del jurado.

Tanto la jueza Ballester, titular del Juzgado de la Familia, Niñas, Niños y Adolescentes N°1, como Catán, al frente de la Asesoría de Niñas, Niños y Adolescentes N°2, ambos de General Pico, están señaladas por mal desempeño luego de haber dado la tenencia de Lucio a la mamá, Magdalena Espósito Valenti (26), que se encontraba en pareja con Abigail Páez (29). Las dos fueron condenadas a perpetua este año por la muerte del nene, que sufrió todo tipo de torturas.

“Me enteré de este careo estando fuera de La Pampa, sinceramente no sabía nada, no me lo esperaba, ni tampoco sé con qué me encontraré, ni qué me preguntarán. Pero yo estoy tranquilo, dolido y triste, pero tranquilo, porque siempre iré con la verdad, para que mi amado Lucio pueda descansar en paz”, le dice a Clarín Ramón, abuelo de la víctima, a punto de abordar un avión desde Buenos Aires a Santa Rosa.

Junto a su esposa Silvia en el Aeroparque Jorge Newbery, a quien abraza con ternura, Dupuy admite que no quiere saber más nada con “volver a escuchar todo lo que le hicieron a Lucito. ¿Por qué tengo otra vez que dar testimonio? ¿Por qué buscan embarrar la cancha e intentan confundir? Yo no quiero revolver más este dolor, no lo soporto, me hace muy mal volver a escuchar los tormentos que sufrió mi nieto”.

El careo se pidió porque al declarar en el jury el martes pasado, Ramón afirmó que “a Mascaró le mostramos fotos donde ellas (Espósito Valenti y Páez) hacían porquerías adelante de Lucio como fumar marihuana, tomar alcohol, con mi nieto bailando en el medio de la escena… Además le hice llegar a la abogada capturas de pantalla de los chats en los que hablan cosas horribles de Christian, mi hijo, el papá de Lucio. Esas pruebas Mascaró se las llevó a la jueza Ballester, quien, a pesar de todo, dijo que Lucio no iba a estar mejor que con su mamá, que lo había abandonado hacía dos años”.

Mascaró, al ser interrogada por el mismo jurado días atrás, fue contundente: “Jamás me entregaron eso. Si hubiera sido así, jamás hubiera aceptado que se firmara el acuerdo”.

Ramón Dupuy y su mujer Silvia, junto a autoridades de Santa Cruz, donde se inauguró días atrás un mural para recordar a Lucio.Ramón Dupuy y su mujer Silvia, junto a autoridades de Santa Cruz, donde se inauguró días atrás un mural para recordar a Lucio.

Desde las 9, en una sala de la Cámara de Diputados de Santa Rosa, Dupuy y Mascaró defenderán sus verdades. “Qué te puedo decir, me siento juzgado, señalado, como si esta parte de la familia fuera responsable del asesinato de Lucio. Está claro que somos la parte más humilde, del otro lado hay mucho poder, pero confío en la fuerza que mi nieto me da desde el cielo”.

Vale remarcar que el abuelo de Lucio contrató en su momento a Mascaró para asesorar a la tía política del niño, Leticia Hidalgo, cuando ella firmó el acuerdo de cuidado personal en favor de Espósito Valenti.

El martes pasado declararon Christian Dupuy, papá de Lucio, y Ramón pero padre e hijo no se encontraron. “Yo de mi hijo no hablo, lo preservo, pero sólo digo que es inexplicable que lo hayan vuelto a llamar. Él está mal, pero tuvo la fuerza para ir y volver a decir la verdad”, comparte Ramón. “Mi hijo aseguró que a él jamás lo citaron en ninguno de los dos expedientes por el cuidado personal de su hijo y que nunca imaginó que Lucito era maltratado porque, de lo contrario, hubiera reaccionado”.

La jueza Ana Pérez Ballester podría ser destituida por otorgarle la tenencia de Lucio Dupuy a su madre y su pareja.La jueza Ana Pérez Ballester podría ser destituida por otorgarle la tenencia de Lucio Dupuy a su madre y su pareja.

Indignado, Ramón comenta que el martes, cuando fue a prestar testimonio a la Legislatura provincial vio por primera vez a la jueza Ballester. “No la conocía y allí la vi por primera vez. Una señora fría, que en ningún momento me miró, ni tuvo el menor gesto ni fue empática en absoluto. Yo no soy persona agresiva ni vengativa, yo respeto a la Justicia pero deseo por el bien de los niños pampeanos, que están desamparados, que esta señora sea destituida”.

Está convencido el abuelo de Lucio que “Ballester menospreció la causa y, sobre todo, la salud y el bienestar de mi nieto. La jueza no trabajó lo suficiente, al igual que la señora, la asesora Catán. No hubo un trabajo de campo, de conocer en qué condiciones estaba Lucio”. Hace una pausa Ramón, lo abraza su mujer. ¿Vos sabés que a la semana del asesinato de Lucito, la señora Ballester estaba celebrando un cumpleaños en Buenos Aires? ¿Y sabías que este año se fue de vacaciones a Europa? Muy afligida no se la ve a la señora jueza”.

Lucio Dupuy y su abuelo, Ramón, que le dedicó un emotivo mensaje en el día que debía cumplir 7 años.Lucio Dupuy y su abuelo, Ramón, que le dedicó un emotivo mensaje en el día que debía cumplir 7 años.

A punto de despegar para La Pampa, Ramón comenta que el martes último se cruzó con “Elisa Catán, la asesora de los niños y adolescentes… ¿asesora, por favor? Y ella sí vino y me abrazó, algo que nunca había hecho en estos dos años desde que mataron a Lucio. Parecía el abrazo del enemigo, algo muy hipócrita y vendehumo, para la platea, para algún fotógrafo atento a captar la escena… En ese momento le dije: ‘Vos me abrazás, pero mi mente está en otro lado y tu trabajo dejó mucho que desear y terminó con la vida de Lucio. Me soltó, se dio media vuelta y se fue”.

Silvia toma de la mano a su marido de toda la vida. El matrimonio tiene tres hijos: Maxi, Cintia y Christian. “Toda mi vida me arremangué laburando y educando a mis hijos, brindándole valores… Estoy atravesado por el asesinato de mi nieto, necesito dar vuelta la página, pero más necesito que estas dos señoras (Ballester y Catán) sean removidas de sus cargos que tienen demasiada responsabilidad. Dios dirá si irán presas algún día, no lo sé, no me importa, sólo pretendo que no les sigan haciendo daño a los niños y adolescentes de mi provincia”.

Sueña Ramón con empezar a darle cierta normalidad a su vida a partir del sábado. “Ojalá que sea con una buena noticia. De todas maneras estaré con el carrito de pochoclos y copos de nieve, que prepara mi señora, en la Plaza 21 de General Pico, como desde hace siete años. Vivo de esto, los vecinos lo saben y me conocen. Trabajando duro, muchos horas, y ahora con una foto de Lucio siempre a mano. Lo extraño cada hora de mi vida. Yo sé que mientras estuvo conmigo fue feliz y eso algo, apenitas, me alivia”.

MG

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas