17.7 C
Venado Tuerto
sábado, abril 13, 2024

Caída en la producción de vehículos durante el primer bimestre por falta de piezas

Según ADEFA se fabricaron poco más de 60.000 unidades, 18% menos que en enero y febrero del año pasado. Cuatro terminales estuvieron detenidas todo el mes pasado y parte de este mes.

La industria automotriz sigue penando por el cepo cambiario y la deuda comercial con sus casas matrices y proveedores del exterior: en ese contexto de caída de la producción por falta de piezas, más de que de la demanda, la producción de vehículos sumó 37.491 unidades en febrero, 19% por debajo de igual mes del año anterior, según informó la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA).

En los primeros dos meses del año las terminales produjeron 60.134 vehículos, lo cual representa una caída de 18,20% contra igual período del año anterior.

Si bien las ventas en las concesionarias locales también cayeron casi 30% en lo que va del año, por menos demanda por parte del público, en el caso de la fabricación de vehículos (de los cuales un 60% tiene como destino la exportación) obedece principalmente a que muchas fábricas produjeron menos o directamente no trabajaron a lo largo del mes pasado, por no tener las piezas necesarias, según afirmó la propia ADEFA a través de un comunicado.

“Con 13 días hábiles de actividad, cinco días menos que el año pasado, febrero tuvo la particularidad de registrar la parada extendida por vacaciones y la necesidad de recomponer stocks”, señaló ADEFA. Cuatro de las nueve terminales que producen vehículos livianos y utilitarios no trabajaron el mes pasado o lo hicieron a media máquina.

De hecho dos de las automotrices, Volkswagen y General Motors, directamente no tuvieron fabricación de vehículos el mes pasado.

La planta de Volkswagen de General Pacheco, donde produce los modelos Amarok y Taos, venía de sus vacaciones programadas de enero y tenía previsto retomar su actividad en la primera semana de febrero. Pero por el faltante de piezas la filial de la automotriz alemana decidió prolongar el período de vacaciones de su personal hasta el 11 de marzo.

“En todo este tiempo se estuvo trabajando en solucionar el problema de la deuda con los proveedores”, dijo una fuente de la compañía.

General Motors también decidió prolongar durante todo el mes de febrero su período de vacaciones, que finalizó el lunes 4. La planta ubicada en la localidad de General Alvear, en las afueras de Rosario, produce el modelo Tracker.

Otras dos marcas que trabajan juntas en la misma línea de producción de pick ups, Renault y Nissan, dieron asueto al personal en la fábrica de Santa Isabel, de Córdoba que trabaja en la línea de ensamblado de pick ups. “La planta de camionetas estuvo parada hasta el 28 de febrero, mientras que las líneas de vehículos Sandero, Stepway, Logan y Kangoo volvió de sus vacaciones el 29 de enero y trabajó con algunos días off, pero siguió activa hasta el día de hoy”.

Una de las herramientas que utilizaron o al menos analizaron las automotrices para regularizar la deuda acumulada desde marzo de 2022 con sus proveedores externos fue la emisión del bono Bopreal. Toyota Argentina suscribió aproximadamente 1.000 millones de dólares de ese bono el cual, según sus directivos, le permitió ofrecer a su casa matriz un respaldo para garantizar la provisión de piezas y reanudar su producción a comienzos de febrero.

Otras automotrices, incluida Volkswagen y Stellantis (dueña en Argentina de las fábricas de Fiat y Peugeot) también analizaron la compra de Bopreal, según aseguraron sus directivos.

Para el titular de ADEFA, Martín Zuppi, esa caída de producción por faltantes podría comenzar a revertirse este mes.

“Para realizar proyecciones y un análisis más preciso respecto del comportamiento y desempeño esperado del año es necesario aguardar el desarrollo del primer trimestre. Mientras tanto, es necesario seguir trabajando de manera conjunta con la cadena de valor y el Gobierno en la agenda del sector para identificar herramientas que nos permitan mejorar la competitividad”, dijo Zuppi.

En ese contexto de caída de producción, las automotrices exportaron en febrero 23.584 vehículos, casi la misma cifra (-1,6%) que en febrero del año pasado. En los dos primeros meses del año, las ventas de vehículos al exterior sumaron 38.886, lo cual representó una suba de 10,1 % contra el mismo periodo del año anterior.

“Actualmente transitamos un proceso de ordenamiento macroeconómico que impacta en el mercado interno y entendemos desde ADEFA que es clave seguir fortaleciendo las exportaciones”, dijo Zuppi y añadió que “para el sector es fundamental este camino porque en el corto y mediano plazo es el que permitirá sostener el empleo y la producción frente a un mercado interno que se contrae”.

Agregó el directivo, quien encabeza la filial de Stellantis en Argentina: “Dado el perfil de nuestra industria, podremos consolidar el ingreso de divisas y diversificar los mercados externos en línea con el Plan Nacional de Promoción de las Exportaciones y las Inversiones 2024 que presentó la Canciller, Diana Mondino”.

En ventas mayoristas, el sector comercializó a la red de concesionarios 33.234 unidades en febrero (10,3% por arriba de igual mes anterior) y el acumulado enero-febrero arrojó 49.176 unidades, 5,90 % por debajo del primer bimestre del año anterior.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas