7.7 C
Venado Tuerto
sábado, mayo 25, 2024

Brasil aceptó juzgar en su territorio a un acusado de colaborar con el jefe del comando del Hezbollah que voló la AMIA

  • La justicia brasileña hará un juicio a Farouk Abdul Omairi, acusado de ayudar a Samuel El Reda a obtener documentos paraguayos antes del ataque.

El gobierno y la Justicia de Brasil aceptaron juzgar en su territorio a Farouk Abdul Omairi -quien es un ciudadano libanés, naturalizado brasileño en 1987- como supuesto colaborador del jefe del comando de la Yijad Islámica del Hezbolláh del Líbano que voló la sede de la AMIA en 1994, Samuel El Reda. La decisión se tomó con el contexto internacional de la guerra entre Israel y Hamas.

El fiscal de la unidad AMIA, Sebastián Basso, aceptó que el juicio al acusado lo realice la Justicia brasileña, que se negó a extraditarlo por tratarse de un nacionalizado brasileño. Se trata de un mecanismo inédito en la relación de cooperación bilateral entre ambos países.

La semana pasada, el ministro de Justicia, Martín Soria, agradeció a Brasil la “cooperación jurídica y voluntad política brindada para poner a derecho y juzgar a uno de los partícipes necesarios del atentado terrorista contra la sede de la AMIA”, al exponer durante la 58va. cumbre de ministros de Justicia y Seguridad del Mercosur que se desarrolló esta semana en Brasilia. Se refería al caso Omairi.

Y agradeció “en nombre del gobierno y el pueblo argentino al ministro de Justicia de Brasil, Flávio Dino y al presidente Luiz Inácio Lula Da Silva por la colaboración y el apoyo brindado después de casi 30 años” en la causa del atentado a la AMIA que dejó un saldo de 85 muertos.

Tras el requerimiento del juez Daniel Rafecas y el fiscal Basso a la Justicia del Brasil se va “a juzgar a uno de los considerados partícipes necesarios de uno de los más cruentos atentados terroristas sufridos en nuestro continente me refiero al atentado terrorista perpetrado contra la sede de la AMIA en 1994″.

“Es una cooperación jurídica que nos va a permitir seguir acercándonos en el camino de memoria, verdad y justicia para avanzar en el esclarecimiento de ese ataque que se cobró la vida de 85 ciudadanos argentinos”, finalizó el ministro.

Omairi está acusado por el fiscal de cooperar “como integrante de la organización –bajo la fachada de una agencia de turismo– de facilitar los trámites de ciudadanía y documentación a todas aquellas personas de origen árabe –entre quienes se encontraría muy posiblemente Salman Raouf Salman alias Samuel El Reda– que llegaban a la zona de la Triple Frontera sin reunir los requisitos documentales necesarios para asentarse en la región”.

Omairi fue titular de la Agencia de turismo “Piloto”, ubicada en la calle Brasil 293 de Foz de Iguazú, y quien, “según los datos reunidos, se encargaba de obtener y otorgar documentación e identidades falsas a las personas que lo necesitaran, entre quienes se encuentra, muy posiblemente, el prófugo Salman Raouf Salman”.

La justicia de Francia encontró una tarjeta de Omairi en 1988 en manos del terrorista libanés perteneciente a la organización Hezbollah, Mohammed Adel Taki detenido en Costa de Marfil. En su poder tenía 70 kilos de explosivos, detonadores, granadas, armas portátiles y un lanza cohetes a punto de ser embarcados con destino a Francia.

En junio pasado, otro de los cuatro libaneses que tienen pedido de captura internacional como supuestos cómplices de los terroristas que volaron la sede de la AMIA en 1994 se profugó. Se trata de Hussein Mounir Mouzannar quien había salido el fin de semana con destino a Brasil.

Mientras tanto, el juez paraguayo Gustavo Amarilla a pedido de su colega Rafecas congeló los bienes de Mouzzanar que incluyen más de un millón y medio de dólares y unos 50 inmuebles.

El abogado de Mouzannar, Ali Hmied, confirmó que su cliente salió del país “para alejarse del peligro y que nosotros podamos trabajar tranquilos y no bajo presión”. Hmied dijo que “es totalmente falso” que su cliente haya colaborado con los trámites de la nacionalidad paraguaya para Samuel El Reda.

El juez paraguayo Amarilla recibió el pedido de Rafecas, a través del Consejo Nacional de Inteligencia y en el marco de una ley 6419/19 sobre personas sospechadas de vínculos con el terrorismo y tráfico de armas.

El magistrado dijo que “estamos organizando los papeles para correr traslado a las personas afectadas y luego de tomar decisiones”. “El congelamiento ya está vigente por disposición de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad)”, agregó.

Por su parte, el jefe de la Interpol del Paraguay, comisario Duré, dijo que “de acuerdo a información de inteligencia Mouzzanar se enteró del pedido argentino y salió del país”. Ahora “estamos pidiendo colaboración a Brasil para localizarlo”.

En ese momento, el Gobierno de Paraguay aceptó el pedido de detención y congelamiento de bienes de cuatro libaneses acusados por la Justicia argentina. Se trata de Hussein Mounir Mouzannar, José El Reda, Farouk Abdul Omairi y Alí Hussein Abdallah. José El Reda estaría escondido en el Líbano. Omairi se fue a Brasil, donde hace unas semanas fue localizado por la policía brasileña.

Dos de esos cuatro ciudadanos libaneses solicitados con orden de captura internacional se nacionalizaron paraguayos en 1989 y 1993, confirmó una división de la Policía Nacional de Paraguay.

Según el director del Departamento de Identificaciones de la Policía, comisario José Félix Vega. “Tenemos la carta de naturalización, la resolución expedida por la Corte Suprema de Justicia de esas dos personas y todos los documentos pertinentes”, señaló Vega a la radio ABC Cardinal. El jefe policial explicó que Hussein Moaunir renovó su cédula de identidad paraguaya en 2018. Alí Hussein hizo lo propio en 2001.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas