14.1 C
Venado Tuerto
miércoles, julio 24, 2024

“Bin Laden” Ortiz, buscado por matar a un hombre, cortarlo con una amoladora y meterlo en una heladera

  • Había sido policía en Misiones, pero lo echaron por cometer asaltos.

Hace más de dos décadas, Sergio Gastón “Bin Laden” Ortiz colgó el uniforme de la Policía de Misiones para pasar a incursionar en el mundo del delito. Hasta esta semana se lo había vinculado a decenas de asaltos en esta provincia y la de Corrientes, pero ahora lo buscan por matar a un hombre y seccionar su cadáver con una amoladora.

Todos creían que el ex policía, ahora de 50 años, todavía estaba tras las rejas en Corrientes, donde en septiembre del año pasado fue apresado por liderar una banda que asaltó varios locales comerciales. Pero “Bin Laden”, también conocido como “Chiquito”, se las ingenió para conseguir una excarcelación y volver a Misiones.

En agosto del año pasado, Ortiz se instaló en la casa de un pariente que vive en el barrio Popular de la ciudad de Corrientes. No le costó mucho vincularse con otros dos delincuentes y estudiar los posibles blancos de quirúrgicos atracos.

La Justicia les imputó por sendos asaltos de supermercados en los barrios Industrial y Ponce, además de un centro de cobros del barrio Pirayuí y un lubricentro. Las imágenes de las cámaras de seguridad fueron claves para dar con la banda. En un allanamiento se halló la ropa que vestía “Bin Laden” en algunos de los golpes.

Ahora su situación judicial es mucho más complicada. Es que un juez pidió su captura porque es el principal sospechoso del homicidio de Marcos Adalberto “Pelado” Martínez (49), quien vivía en una vivienda devenida en inquilinato, sobre la avenida Juan Manuel Fangio, en un barrio de relocalizados de Yacyretá.

La investigación se disparó el viernes a la noche cuando una joven decidió ir hasta el departamento, preocupada porque hacía más de dos semanas que no veía a su padre y en los últimos días tampoco le había respondido los mensajes de WhatsApp. Lo que no queda claro aún es si “Bin Laden” estaba viviendo en el departamento o sólo lo visitaba con frecuencia.

La mujer, que tenía las llaves de acceso al inmueble, se topó con un escenario brutal. Manchas de sangre y los restos del cadáver seccionado habían sido envueltos en bolsas y colocados en una heladera.

Sergio "Bin Laden" Ortiz, un ex policía con un largo historial de robos, ahora vinculado a un crimen.Sergio “Bin Laden” Ortiz, un ex policía con un largo historial de robos, ahora vinculado a un crimen.

Los peritos que llegaron al lugar junto a la Policía estimaron que el crimen ocurrió hace dos o tres semanas. El estado de descomposición y desmembramiento del cadáver no sólo dificultó la identificación de la víctima, sino también la posible causa de muerte. Un estudio de ADN determinará con certeza si se trata de Martínez, como todos sospechan.

Los policías secuestraron en el lugar dos cuchillos con manchas de sangre, pero también una amoladora que quedó conectada a un toma corriente de la casa. Todo indica que fue el elemento utilizado para cortar el cadáver y así poder introducirlo en la heladera, a la que previamente le quitaron algunos estantes.

“Nos encontramos con huesos y una sustancia gelatinosa”, sostuvo uno de los investigadores. “Va a ser muy difícil establecer la causa de la muerte”, agregó.

La asidua presencia de Ortiz en la vivienda no es el único elemento que tienen los investigadores. Algunos vecinos dijeron haberlo visto manejando la moto de la víctima y los familiares aseguraron que el hombre tenía una pequeña caja fuerte en la que guardaba el dinero que recaudaba por el alquiler de habitaciones. Ese cofre desapareció del inmueble junto con “Bin Laden”.

La investigación del caso quedó a cargo del juez de Instrucción Ricardo Walter Balor y el fiscal René Casals. El magistrado ya ordenó la captura y que se difunda la última imagen que se tiene del sospechoso.

Ortiz se convirtió en “poliladrón” en 2003, cuando se lo vinculó con el asalto a un empresario español del barrio de Villa Sarita, en Posadas.

El policía, junto a un comisario y otro cómplice, sabían que la víctima había cobrado una fuerte suma de dinero, pero en la casa no hallaron el botín. Es por eso que lo cargaron en su auto y lo llevaron hasta la empresa, pero todo el plan se derrumbó cuando el “campana” se cruzó con un patrullero y huyó. Apenas fue apresado, delató a la banda.

En 2009 se lo vinculó al frustrado asalto a un empresario de la noche de Posadas cuando llegaba a su casa. Ortiz y su cómplice hicieron al menos dos disparos contra el auto de Carlos Espíndola, quien aceleró y escapó. Por ese hecho, “Bin Laden” fue condenado a seis años de cárcel.

EMJ

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas