8.8 C
Venado Tuerto
martes, mayo 28, 2024

Azerbaiyán lanzó un ataque contra Nagorno Karabaj y crece el temor de una nueva guerra

  • También atacó posiciones militares de Armenia “con armas de alta precisión”.

La tensión en la zona del Cáucaso sur es cada vez mayor y el temor por una nueva guerra mantiene en alerta a la comunidad internacional. Azerbaiyán lanzó este martes una fuertes ofensiva en Nagorno Karabaj y atacó posiciones militares de Armenia “con armas de alta precisión”.

La Presidencia de Azerbaiyán puso como condiciones para sentarse a negociar con las autoridades de Nagorno Karabaj que depongan las armas y proclamen su disolución como república independiente. “De lo contrario, las acciones antiterroristas continuarán hasta el final”, señala el comunicado presidencial.

Los separatistas armenios que controlan ese territorio azerbaiyano denuncian que hay 25 muertos y 23 heridos por fuertes bombardeos de artillería.

La disputada región de Nagorno Karabaj

El Ministerio de Defensa de Azerbaiyán anunció el comienzo de los ataques, que describió en su conjunto como una “operación antiterrorista”, luego de que seis azerbaiyanos -cuatro policías y dos civiles- murieran al explotar minas en Nagorno Karabaj.

En un comunicado, el Ministerio dijo que lanzó la operación para desalojar a soldados de Armenia que desde hace tiempo afirma están desplegados dentro de la disputada región del Cáucaso, una acusación que Armenia niega.

La Unión Europea (UE) y Rusia, que median entre los rivales, pidieron el fin de la operación militar y del derramamiento de sangre, en medio de temores de que deriven en otra guerra como las dos que desde la década de 1990 han librado Armenia y Azerbaiyán por el enclave.

El Ministerio de Defensa azerbaiyano no dio detalles, pero dijo que posiciones de avanzada y activos militares de las Fuerzas Armadas de Armenia estaban siendo “incapacitados usando armas de alta precisión”, y que solo se estaban atacando blancos militares legítimos.

Sin embargo, las autoridades separatistas armenias del enclave dijeron que su capital, Stepanakert, y zonas circundantes estaban bajo “fuego intenso” de artillería.

El defensor del pueblo de Nagorno Karabaj, Geghan Stepanyan, sostuvo que dos personas, entre ellas un niño, murieron y 23 resultaron heridas, incluyendo otros 11 niños y niñas.

Aunque Azerbaiyán dijo que la operación se limitaba a blancos militares, el Ministerio de Defensa pidió a los civiles resguardarse y dijo que había abierto “corredores humanitarios” para “la evacuación de la población de la zona peligrosa”.

Vista de convoy militar destruida supuestamente por drones azerbaiyanos. Foto: EFE/ Pablo González.Vista de convoy militar destruida supuestamente por drones azerbaiyanos. Foto: EFE/ Pablo González.

Los cuatro policías y dos civiles azerbaiyanos murieron cuando sus vehículos pisaron minas en una carretera entre Shusha y Fizuli, dos ciudades de Nagorno Karabaj bajo control de Azerbaiyán, indicaron los servicios de seguridad de este país.

El Ministerio de Defensa dijo que unidades militares armenias seguían presentes en la región azerbaiyana y eran una amenaza para la paz que violaba la tregua firmada con Armenia luego de su derrota en la última de las dos guerras entre ambos países por el territorio, en 2020.

“Por consiguiente, se han iniciado actividades antiterroristas para (…) reprimir las provocaciones a gran escala en la región, desarmar y asegurar la retirada de las formaciones de las fuerzas armadas de Armenia de nuestros territorios”, dijo la nota, informó la agencia de noticias Sputnik.

Rusia, que históricamente oficia de mediador entre ambas naciones surgidas de la ex-Unión Soviética, auspició y firmó el acuerdo de tregua de 2020, y el comunicado dijo que el contingente de paz ruso emplazado en la región había sido informado de la operación.

En Armenia, el Gobierno reiteró que no tiene fuerzas armadas desplegadas en Nagorno Karabaj, y agregó que esto implicaba que sus aliados separatistas estaban solos para enfrentar las operaciones lanzadas por Azerbaiyán.

“El Ministerio de Defensa de Armenia ha declarado repetidamente, y declara nuevamente, que Armenia no tiene un ejército en Nagorno Karabaj”, dijo el Ministerio en un comunicado en Telegram.

Stepanakert, la capital de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj. Foto: EFE/Pablo González.Stepanakert, la capital de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj. Foto: EFE/Pablo González.

El primer ministro armenio, Nikol Pashinian, reunió a su consejo de seguridad, y pidió a Rusia y la ONU que actuaran.

La Cancillería armenia denunció una “agresión a gran escala” con fines de “limpieza étnica” de los armenios de Nagorno Karabaj, que son mayoría en el territorio.

También juzgó que Rusia, garante de un alto el fuego pactado en 2020 con fuerzas de paz en el terreno, debería “detener la agresión azerbaiyana”.

En Rusia, la vocera de la Cancillería, Maria Zajarova, dijo que el Gobierno del presidente Vladimir Putin pedía “urgentemente el fin del derramamiento de sangre (…) y el regreso a un acuerdo pacífico”.

Zajarova desmintió las afirmaciones de Azerbaiyán de que el contingente ruso había sido informado de la ofensiva con anticipación, y dijo que recibió el aviso “minutos antes” de que comenzaran los ataques.

Crece la tensión en Nagorno Karabaj.Crece la tensión en Nagorno Karabaj.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quien lidera un esfuerzo de la UE para lograr la paz entre Armenia y Azerbaiyán, dijo que las acciones militares de Azerbaiyán debían detenerse inmediatamente para permitir un diálogo franco entre Azerbaiyán “y los armenios de Karabaj”.

Nagorno Karabaj, escenario de dos guerras entre Armenia y Azerbaiyán, una a principios de los años 1990 y la otra en 2020, es una de las regiones más minadas de la extinta URSS. Las explosiones causan víctimas con regularidad.

Los servicios de seguridad azerbaiyanos dijeron que los cuatro policías murieron hacia las 4.30 en un túnel cuando se desplazaban al lugar en el que había explotado poco antes una mina antitanque, causante de la muerte de los dos civiles.

Los servicios de seguridad azerbaiyanos acusaron a un grupo de “saboteadores” separatistas armenios de haber colocado esas minas y cometido así un acto de “terrorismo”.

Este nuevo incidente se produce en un contexto de fondo muy tenso entre ambos países.

Nagorno Karabaj, una región montañosa de mayoría armenia enclavada en Azerbaiyán, proclamó su independencia al desintegrarse la URSS, lo que desató un conflicto armado ganado por los separatistas armenios.

Pero 30 años más tarde, en el otoño de 2020, las fuerzas armadas azerbaiyanas tomaron su revancha y recuperaron numerosos territorios en la zona, incluyendo la ciudad de Shusha, lo que ha estrechado el espacio de los separatistas armenios.

La tensión se relajó un poco este lunes con la llegada de ayuda humanitaria a Nagorno Karabaj. Armenia había acusado a Azerbaiyán de causar una crisis en este territorio al mantener bloqueado desde finales de 2022 el corredor de Lachín, el único que conecta Armenia con el enclave.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas