18.8 C
Venado Tuerto
martes, marzo 5, 2024

Axel Kicillof se suma al ajuste: propone aumentar hasta 300% el inmobiliario y 270% las patentes en la Provincia

  • Sería el tope para las casas y los autos más caros.
  • También quiere un fuerte endeudamiento. Se trataría este jueves.

Axel Kicillof tiene un plan para amortiguar en las arcas de la provincia de Buenos Aires, el impacto del ajuste que promueve el Gobierno nacional. Combina suba de impuestos por inflación, más presión impositiva para el campo y un endeudamiento millonario. Ese esquema quedó planteado en el proyecto de Ley Impositiva 2024 que el gobernador bonaerense envió a la Legislatura.

Así, el mandatario se suma con su propio ajuste a los recortes que ya habían anunciado sus colegas del interior semanas atrás.

En la última semana del año, las cámaras del parlamento provincial están convocadas para sesionar el 28 de diciembre. Allí, el gobierno provincial deberá pulsear con una oposición atomizada –los libertarios tienen varios bloques en diputados y JxC no armó bancada unificada– para conseguir los votos y aprobar este paquete de aumentos en los gravámenes que administra la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA).

La propuesta ingresó antes del fin de semana largo de Navidad. Tiene varias novedades que buscan obtener recursos para equiparar la casi segura suspensión de los aportes que Nación giraba todos los años a Buenos Aires. En 2023, Kicillof habría recibido más de 623 mil millones de pesos de Nación, más de la mitad de lo que se repartió al resto de las jurisdicciones.

El gobernador tiene decidido prorrogar el presupuesto de 2023, porque “no hay precisiones o proyecciones por parte de Nación, que tampoco envió la ley al Congreso”, según explicaron en el ministerio de Hacienda.

“Habrá más presión sobre los gravámenes que impactan sobre los patrimonios”, es el argumento del oficialismo provincial para reforzar la presión sobre el campo. Según surge del artículo 139 de la Ley Impositiva, los dueños de tierras con valuación fiscal superior a 39 millones de pesos tendrán que pagar una cuota más del inmobiliario rural. Ese impuesto se liquida en cuatro cuotas. El adicio-nal serán sobre fines de 2024, explicaron.

“Se busca continuar con la premisa de dotar de mayor progresividad a la estructura tributaria, haciendo hincapié en la solidaridad de los sectores con mayor capacidad contributiva, y atendiendo la realidad de las pymes”, explican en las oficinas de la Gobernación la mayor presión al sector rural.

Subas de hasta 300%

Otra novedad para los contribuyentes bonaerenses: el texto elaborado por los técnicos contempla un pedido de autorización para modificar el valor de los impuestos provinciales según los índices inflacionarios, ante la certeza de una escalada de los precios de la economía doméstica.

Será para las partidas del inmobiliario urbano y para el impuesto a los automotores (Patentes). También se eliminaría la posibilidad de cancelar todo en una sola cuota, como rige hasta ahora, con un beneficio por pago anticipado. El texto incluye el mismo criterio de “progresividad” argumentan en el gobierno provincial.

“El Impuesto Inmobiliario establece topes progresivos de aumentos respecto al año anterior, los cuales son ascendentes a mayor patrimonio: el 90% de los contribuyentes tendrá aumentos de hasta 200%. Y el 10% restante tendrá subas del orden del 300%”, según los cálculos que trascendieron.

Las Patentes vendrán con un incremento promedio del 145% para los vehículos modelos 2013 a 2024, de acuerdo con los valores que fija la Dirección Nacional de Registro de la Propiedad Automotor. El tope máximo para el incremento es del 270% para los autos de más alta gama“, dijeron en Economía.

El otro pilar del programa que Kicillof ideó para enfrentar un año que se vislumbra complejo para la Provincia es el pedido de endeudamiento. El gobernador le pedirá a la Legislatura el equivalente a 1.800 millones de dólares. Es, dicen en el oficialismo, para afrontar vencimientos de deuda en 2024, incluyendo pagos en moneda extranjera derivados de la reestructuración de la deuda heredada de la gestión anterior.

“Esta solicitud se alinea con la política de financiamiento responsable que ha caracterizado la primera gestión del Gobernador y que busca mantener en su segundo mandato”, aseguran en el palacio de la Calle 6. Y muestran estos números: comparados con los montos promedio autorizados durante el gobierno de María Eugenia Vidal, el monto solicitado ahora es exactamente la mitad del promedio 2016-2019. Durante ese período, los montos promedio ascendieron a USD 3.600 millones anuales, con picos de más de 6.000 millones de dólares, un 30% en promedio más que los vencimientos de deuda de cada año.

“El presupuesto prorrogado será de 6,9 billones y está pidiendo casi 3 billones de deuda. Porque a esos 1.800 hay que sumarle otros 800 millones que se pedirán a organismos internacionales. Está pidiendo casi 15 veces más que el año pasado”, dijo a Clarín un senador de JxC.

No obstante, en ese espacio creen que se aprobaría la iniciativa. “No podemos dejar al gobernador sin herramientas. Tal vez podamos acordar que la suba no sea tan alta”, esperan en el bloque.

Queda un aspecto a resolver sobre la deuda bonaerense: la Legislatura podría aprobar el paquete este jueves. El interrogante es si Kicillof conseguirá “mercado” para colocar tanta deuda en un año.

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas