15.4 C
Venado Tuerto
domingo, diciembre 10, 2023

A un mes de terminar el mandato, el Gobierno extiende por otros 5 años los beneficios impositivos para los textiles de Tierra del Fuego

  • El sector había quedado fuera de la prórroga que recibieron los electrónicos en 2021.

A menos de un mes de que termine el Gobierno, Alberto Fernández firmó el decreto que extiende los beneficios fiscales de la industria textil en Tierra del Fuego.

Este sector había quedado afuera de la prórroga hasta 2038 que habían recibido los electrónicos en 2021, y el Gobierno le había prometido que los iba a incluir.

Sin embargo, los textiles tendrán 10 años menos de excepciones impositivas. Su convenio vencía el 31 de diciembre y ahora será prorrogado hasta el 2028.

Los incentivos fiscales y aduaneros para la industria textil de Tierra del Fuego buscan, según el decreto 594/2023 publicado este martes en el Boletín Oficial, “garantizar la continuidad de los puestos de trabajo“, aplicando una disminución anual gradual a partir de 2025.

Entre otros beneficios, la ley excluye a la industria fueguina del pago del IVA y de los aranceles de los insumos importados.

Las empresas textiles representan, aproximadamente, un 20% de las industrias radicadas en la provincia, superando los 900 puestos de trabajo directo, lo cual equivale a cerca del 10% de los empleos registrados allí, indican los considerandos.

Gustavo Melella, gobernador de Tierra del Fuego, agradeció al ministro y candidato Sergio Massa por la prórroga. El mandatario contó que Massa “se comunicó personalmente” para informarle sobre la firma del decreto que “lleva certeza a cientos de trabajadores y trabajadoras del sector”.

Con el objetivo de ir reduciendo la ayuda para el sector, el decreto dispone una baja gradual de los beneficios.

A partir de 2025, se aplicará una disminución anual del 2,3% de estos beneficios, basándose en el promedio de los beneficios fiscales de los últimos diez años.

Es decir, en 2025 los beneficios equivaldrán a 97,7% de los registrados entre 2013 y 2023, en 2025 a 95,4%, en 2026 a 93,1%, y en 2028 a 90,8%.

Las empresas tendrán tiempo hasta el próximo 30 de noviembre para manifestar la voluntad de adherir a los derechos y obligaciones del régimen promocional.

Los titulares de los proyectos deberán contar con al menos una acreditación de origen emitida en los últimos 12 meses anteriores a la solicitud de adhesión, por cada producto que se pretenda adherir.

Además, deberán acreditar que están cumpliendo con sus obligaciones tributarias y previsionales, y que están realizando los aportes mensuales correspondientes al Fondo para la Ampliación de la Matriz Productiva Fueguina.

Por otra parte, el decreto establece un esquema de sustitución de productos a partir de la necesidad de incrementar la producción local de determinados insumos agroindustriales “de alta demanda interna, así como de terceros países”.

Asimismo, faculta a la Secretaria de Industria a realizar auditorías a las empresas adheridas- que podrá hacer en colaboración con el Instituto de Tecnología Industrial (INTI)- para analizar “aspectos productivos” y comprobar, entre otros puntos, que las existencias de insumos productivos se corresponden con los registros de producción y ventas, y con la planificación productiva de las empresas.

Cuánto cuesta el régimen de promoción de Tierra del Fuego

De acuerdo con la “separata” que incluyó el Gobierno en el proyecto de Presupuestos que envió al Congreso, la promoción económica de Tierra del Fuego tendrá un costo fiscal de $ 519.000 millones (0,35% del PBI) en 2023.

El rubro acapara la atención de funcionarios ante la sospecha de que, a caballo de los beneficios, algunas firmas venden artículos importados en el territorio a sus propias empresas a precios altos, transfiriendo toda la ganancia a Tierra del Fuego y registrando incluso pérdidas fuera de la isla.

Con información de Télam

NE

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas