35.3 C
Venado Tuerto
miércoles, febrero 21, 2024

¨Polémica por el proyecto de revestir de granito una pirámide

  • Un proyecto para restaurar los bloques de granito que antaño cubrían gran parte de la pirámide de Menkaure, en Giza, ha sido criticado por algunos conservacionistas.

Cuando la semana pasada las autoridades egipcias publicaron un vídeo en el que se describían los planes para volver a revestir la pirámide de Menkaure, la más pequeña de las tres pirámides principales de Giza, con los bloques de granito que antaño revestían parte de su exterior, la reacción inicial fue rápida… y dura.

Algunos arqueólogos criticaron la idea.

Un comentario en Internet que fue ampliamente recogido por las organizaciones de noticias lo comparó con intentar “enderezar la Torre de Pisa”.

A otros les preocupaba que cubrir las conocidas paredes de piedra caliza de la pirámide con un nuevo revestimiento tuviera el efecto de convertir la histórica meseta de Giza en un sucedáneo de Disneylandia.

Un camello espera en un mirador junto a la (I a D) Gran Pirámide de Khufu (Keops), la Pirámide de Khafre (Kefrén), y la Pirámide de Menkaure (Menkheres) en la necrópolis de las pirámides de Giza en las afueras del suroeste de la capital egipcia el 13 de marzo de 2020. (Foto de Mohamed el-Shahed / AFP)Un camello espera en un mirador junto a la (I a D) Gran Pirámide de Khufu (Keops), la Pirámide de Khafre (Kefrén), y la Pirámide de Menkaure (Menkheres) en la necrópolis de las pirámides de Giza en las afueras del suroeste de la capital egipcia el 13 de marzo de 2020. (Foto de Mohamed el-Shahed / AFP)

La iniciativa fue anunciada por Mostafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, que la calificó de “proyecto del siglo” en un vídeo publicado el 25 de enero en las redes sociales.

Dijo que el proyecto, dirigido por una coalición de expertos egipcios y japoneses, comenzaría con al menos un año de estudio y que un equipo internacional decidiría entonces si se procedía a restaurar los bloques de granito que una vez cubrieron aproximadamente el tercio inferior de la pirámide.

Waziri no devolvió los correos electrónicos ni las llamadas telefónicas en busca de comentarios.

En una entrevista con el canal de televisión por satélite Ten el martes por la noche, rechazó las críticas que han surgido en Internet como “habladurías de las redes sociales que no tienen base en la verdad”.

Algunos críticos en línea parecían tener la impresión de que los bloques de granito liso visibles en vídeos y fotos de la pirámide -que contrastan fuertemente con la piedra caliza texturizada más familiar por encima- eran nuevos.

Pero varios egiptólogos dijeron que parecían ser los bloques de granito supervivientes de la pirámide, que han estado allí durante siglos y que pueden verse en fotografías que datan de 1907.

El debate sobre la pirámide refleja una tensión constante en el campo de la conservación: tratar de devolver a las estructuras antiguas su antiguo esplendor o minimizar la intervención en la medida de lo posible.

“Ambas escuelas de pensamiento elevan algo”, afirma Leslie Anne Warden, profesora asociada de historia del arte y arqueología en el Roanoke College de Virginia, quien subraya que Egipto no es ni mucho menos el único país que se enfrenta a estas cuestiones.

“Uno está más orientado al turismo. Si vas a Guiza como extranjero, puede que esperes que te transporten al mundo antiguo.

La otra escuela dice que se está pasando por alto gran parte de lo que ocurrió y dando prioridad a una narración”.

Monumento

La Pirámide de Menkaure se construyó para albergar la tumba del rey Menkaure, que gobernó Egipto hace más de 4.000 años.

Es la única de las tres pirámides principales de Giza que estaba revestida de varios niveles de granito de Asuán, una piedra roja que procede de canteras situadas a más de 550 millas al sur de Giza.

Los eruditos creen que la pirámide nunca se completó tras la muerte del rey.

A lo largo de los siglos, muchas de las piedras de granito se cayeron o se retiraron del lugar por diversos motivos, según Morgan Moroney, conservadora adjunta de arte egipcio, clásico y del Próximo Oriente en el Museo de Brooklyn de Nueva York.

Incluso en la antigüedad, dijo, la gente los reutilizaba para construir monumentos o casas cercanas.

Los terremotos, la erosión y el vandalismo las fueron desgastando con el paso de los siglos.

Salima Ikram, directora de la unidad de Egiptología de la Universidad Americana de El Cairo, se muestra prudentemente optimista ante el nuevo proyecto.

“Es muy útil escanear y documentar la pirámide y los bloques sobre el terreno”, afirma.

Si el equipo volviera a colocar los bloques caídos en su sitio de forma reversible, dijo, sería “eminentemente sensato”.

Pero advirtió del peligro de restaurar cualquier bloque si su origen no está claro y sugirió que serían necesarios más estudios para confirmar que la pirámide aún puede soportar el peso de más revestimientos de granito.

Ibrahim Mohamed Badr, profesor asociado del departamento de restauración y conservación de antigüedades de la Universidad Misr de Ciencia y Tecnología de Giza, se mostró escéptico sobre qué piedras del yacimiento -muchas de ellas sin pulir- podrían confirmarse como originales de la pirámide.

“Los antiguos egipcios habrían pulido los bloques al instalarlos en la pirámide”, explica.

“Cualquier intento de arreglarlos y pulirlos sería una flagrante interferencia en el trabajo de los antiguos egipcios, que no completaron esta pirámide”.

El Ministerio de Antigüedades no respondió a una solicitud de comentarios ni confirmó el presupuesto del proyecto.

Waziri declaró a la cadena de televisión al-Mehwar que la fase inicial del proyecto -que comienza en un momento de fuerte endeudamiento e inflación en Egipto- estaba siendo financiada íntegramente por sus socios japoneses.

“No pagaremos ni un céntimo”, afirmó.

El proyecto Menkaure forma parte de una inversión más amplia en la infraestructura de Giza, que incluye nuevos restaurantes e instalaciones para visitantes.

El Gran Museo Egipcio, que al parecer ha costado 1.000 millones de dólares y lleva dos décadas en obras, se inaugurará a finales de este año.

c.2024 The New York Times Company

Últimas Noticias

Noticias Relacionadas